1/7

Mantén las distancias

Aunque las autoridades sanitarias insisten en el fomento del distanciamiento social, algunas personas no se lo están tomando con la suficiente seriedad. Cuando estés fuera de casa, asegúrate de que mantienes la distancia con respecto a las personas que te rodean siempre que sea posible. Así, no solo contribuirás a prevenir la difusión del virus, sino que tranquilizarás a los demás, en especial a los miembros más vulnerables de la comunidad.
2/7

Echa una mano

Si en tu comunidad viven personas que corren más riesgo, ofrécete a hacerles sus recados para que ellos puedan permanecer a salvo en casa. Presta atención también a quienes quizás necesiten una ayuda con las tareas del hogar y no dispongan de sus trabajadores del hogar o cuidadores habituales para que les ayuden. Sencillos gestos como sacarles la basura o cuidarles el jardín serán profundamente agradecidos.
3/7

Sé considerado en las colas

Permanecer largo rato en una cola en las circunstancias actuales puede resultar bastante exasperante. Si ves que alguien lo lleva peor, que se inquieta o siente ansiedad, plantéate dejarle pasar antes que tú para aliviarle en lo que puedas.
4/7

Realiza pequeños actos de amabilidad

Los pequeños gestos amables significan mucho estos días. Mostrar amabilidad en pequeñas acciones como permitir que otro se lleve el último paquete de papel higiénico o decirle a un empleado de cara al público “Muchas gracias por todo lo que haces”, contribuye a levantar el ánimo de las personas y a extender la luz.
5/7

Mantén la calma

Hay muchas personas estresadas e irritables estos días. Decide deliberadamente dejar correr las cosas cuando sientas que te han faltado al respeto o te han incomodado; es una forma de mostrar misericordia a los demás.
6/7

Haz un esfuerzo adicional por los mayores

Los ancianos han sufrido enormemente debido a la Covid-19, por ejemplo, con la frustración de no ver a sus seres queridos y no saber cuándo los verían de nuevo, si es que los llegaban a ver. De modo que si, cuando estés haciendo tus cosas, te encuentras con una persona mayor que te parezca un poco vulnerable, párate a charlar desde una distancia segura. Así les mostrarás que no están solos.
7/7

Sonríe con toda la cara

Es el más sencillo de los gestos, pero una sonrisa auténtica te ilumina toda la cara y puede verse en los ojos. Es difícil ocultar una sonrisa genuina detrás de una máscara, así que asegúrate de que sigues sonriendo, porque relaja a las personas y les levanta el ánimo.