8 / 10
Soltar lastre
Paradójicamente, ante una dificultad o adversidad contra la cual no encontramos soluciones, cuando aceptamos finalmente las cosas como son estamos en condiciones de dejarnos embargar por la alegría y no por la resignación. Al soltar lastre, dejamos la puerta abierta a la alegría del consentimiento. En la prestigiosa revista estadounidense Psychology Today, el psicólogo Elliot D. Cohen afirma que la pérdida del control es “uno de los miedos más extendidos”. Según él, este miedo sobreviene “en cuanto no conseguimos controlar las consecuencias de los acontecimientos, entonces se teme que pueda suceder cualquier cosa terrible”. Las personas que sufren con esta pérdida de control viven constantemente en un estado de estrés elevado. La clave está en practicar en el día a día el soltar lastre de las cosas pequeñas y en darse cuenta de que, finalmente, los peores escenarios nunca llegan. Son hasta lo contrario de lo que termina por producirse. Teniendo confianza en la vida, poniéndose en manos de Dios, la paz se instala en nosotros y regresa la esperanza, aparecen las soluciones…
+

© Karl Fredrickson - Unsplash