5 / 10
Ser bondadoso
La alegría es el fruto de un amor altruista que consiste en regocijarse con la felicidad del otro. Esta alegría tiene su raíz en la bondad. Practicar la bondad, la amabilidad, es una fuente real de alegría. La persona bondadosa siente en lo más profundo de sí misma un sentimiento de alegría, incluso de euforia. ¿No es todo un placer hacer a alguien feliz a través de un gesto? Un acto bondadoso, por pequeño que sea, es siempre un servicio que prestamos al prójimo. No responde sistemáticamente a un acto justo, sino que manifiesta una actitud, una disposición por la cual damos testimonio a los demás de que buscamos su bien a través de palabras y actos de forma tal que puedan experimentarlo y sentir por ello gratitud verdadera.
+

© Prostock-studio I Shutterstock