Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/9

Tomarse de la mano

El compromiso necesita tus manos. Tomar y sostener la mano de la persona que amas renueva tu decisión de compartir tu vida con ella y hace que esa persona se sienta especial. Es un mensaje de amor que comunica el deseo de elegirse de nuevo, hoy y para siempre, en todo lo que el futuro traiga con él.
2/9

Darse calor y protección

La entrega necesita tu calor. Cuando amamos a alguien nos damos con todo lo que somos. Es la decisión voluntaria de poner al otro primero y buscar su bien en cada momento. Abrirle la puerta, prepararle una rica comida, estirarle el brazo en un cruce peatonal. Cuando damos nuestra vida nos convertimos en un refugio, en ese hogar donde el otro puede descansar.
3/9

Abrazarse

El perdón necesita un abrazo. Un simple toque puede decir mucho más que pedir una disculpa. Es un acto humano de arropa, un acercamiento al corazón del otro que reduce sentimientos de ansiedad y angustia y aporta todo el potencial para sanar las heridas. El abrazo es un sólido mensaje de amor de afirmación y entrega que trae paz.
4/9

Ilusionarse

La rutina necesita tu magia. El amor es creativo. Cuando traemos algo diferente para el otro le mostramos que puede ilusionarse y soñar otra vez. Iluminamos las cosas más pequeñas de su día haciéndolo especial con un baile, una canción o una flor. Es un lenguaje que conmueve, que desborda con esa fuerza extraordinaria que revitaliza y pone una sonrisa en sus labios.
5/9

Besarse

La pasión necesita tus besos. Un beso es un acto profundo de unión. Sea en los labios, en las manos o en la frente, es una marca que expresa un cuidado exclusivo. Un mensaje que enciende el deseo de volver al encuentro y la pasión de compartir un espacio íntimo.
6/9

Caminar junto al otro

La valentía necesita tus pasos. Simplemente caminas lado a lado, una expresión externa de tu amistad y amor. En el caminar juntos nace el potencial de inspirar nuevas metas, de ponerse en el mismo camino y conciliar los problemas, cubrir temas o simplemente acompañarse en el silencio. Sabes que allí donde vas, no vas solo.
7/9

Mirarse

El diálogo necesita tu mirada. Una mirada profunda es un acto amoroso de atención y respeto hacia el otro. Con una mirada puedes recoger las palabras del otro una por una y guardarlas en el corazón. Una conexión que separa el nosotros de todo lo que nos rodea.
8/9

Hacerse presente

La distancia necesita tu presencia. El cumplimiento de las promesas se hacen realidad cuando uno se hace real frente al otro. Cuando estamos cara a cara es cuando descubrimos la esencia del otro en su rostro. Ir a su encuentro es amarlo de modo personalizado y convertirnos en un regalo para siempre.
9/9

Escucharse

Las lágrimas necesitan tus oídos. Amas cuando en los momentos difíciles te haces presente para recibir al otro. Escuchar es decirle que te importa, que lo aceptas y te apropias atentamente de sus emociones, de su pesar o angustias. Cuando escuchas no eres indiferente. Eres un filtro por donde el dolor se transforma en una oportunidad.