2 / 20
ABADÍA DE SAN MARTÍN DEL CANIGÓ

La abadía romana de San Martín del Canigó fue fundada en torno al año 1000 por Wifredo II, conde de Conflent y de Cerdeña. Durante ocho siglos vivieron en ese lugar monjes benedictinos. En el corazón del macizo del Canigó, en un remanso de verdor, esta abadía es una auténtica joya del primer románico.

+

© Pixabay