5 / 9
¡Solo yo he visto esta prenda!
Entre un montón de prendas, pongo el ojo en una que es monísima y cuesta... casi nada. ¿Será posible? Fíjate, varios días ya de rebajas pero solo yo la he descubierto. Por supuesto, voy y me la quedo. Ups, antes comprueba que no tenga taras. O que la etiqueta marca la talla real de la prenda y no hay error. Revisa también que tenga todos los botones, que no haya ninguna mancha en el cuello o que la tela no tenga algún desperfecto. No quiero ser aguafiestas, pero también puede ser que solo la hayas visto tú porque acaban de ponerla en el mostrador... ¡y mañana saquen otras cien igual! Recuerda que las rebajas son movimiento, todo menos estáticas, así que las empleadas de la tienda no dejan de reponer prendas contínuamente.
+

© Shutterstock