7 / 7
Karl Stern
Judío alemán fervoroso, después ateo. Famoso en el campo de la psicología. Después de tres décadas de resistencia, entra en la Iglesia católica en 1943. “Me costó tiempo y trabajo descubrir el inmenso tesoro escondido de santidad anónima que hay en la Iglesia católica; el poder espiritual que fluye de millones de almas desconocidas; los ríos de sacrificios que hacen por motivos sobrenaturales multitudes de humildes obreros, comunidades religiosas, sacerdotes y laicos”. “No olvidaré jamás la mañana de mi Bautismo y Primera Comunión”.
+

© FAIR USE