Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/8
1. Hablar amablemente

San Juan Bosco decía que “la dulzura en el hablar, en el obrar y en el reprender, lo gana todo y a todos”.
2/8
2. Sonreír frecuentemente

Madre Teresa decía que "la paz comienza con una sonrisa".
3/8
3. Reunirse y compartir necesidades San Juan Pablo II decía que “el amor será fermento de paz, cuando la gente sienta las necesidades de los demás como propias y comparta con ellos lo que posee, empezando por los valores del espíritu”.
4/8
4. Pedir perdón y perdonar rápidamente

San Juan Pablo II dijo “no pierdas el tiempo guardando rencor. Déjalo ir de inmediato y continúa con una relación amorosa. Debemos perdonar siempre recordando que nosotros mismos hemos necesitado el perdón”.
5/8
5. Ser pacientes en el amor

Madre Teresa dijo: “Al darle a alguien todo tu amor nunca es seguro de que te amarán de regreso. No esperes que te amen de regreso; solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo”.
6/8
6. Compartir tiempo de calidad

San Juan Pablo II destinaba parte de su tiempo llevando grupos de jóvenes a la montaña para esquiar o hacer senderismo
7/8
7. Abrazarse libremente 

San Pablo pidió a los cristianos que "saluden a todos los hermanos con un beso santo" (cf. 1 Tesalonicenses 5:26).
8/8
8. Orar diariamente

San Juan Pablo II decía: “Pídele a Dios que traiga paz a tu hogar. Levanta las necesidades del día”.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.