1/8

Sus piececitos

Es una práctica habitual pintar los diminutos pies del recién nacido para dejar huellas en una caja de recuerdos para el futuro. ¿Por qué no hacer un par de impresiones más y enviarlas a los familiares? ¡Así podrán examinar todas las arruguitas chiquititas de cerca!
2/8

Un mechón de pelo

Si el recién nacido es de esos de los que nacen con una buena mata de pelo, podríais cortar un poco y enviarlo por correo a familiares cercanos. No solo podrán ver de primera mano el verdadero color del pelo del bebé, sino que quizás incluso perciban un poco de su olor, ¡un aroma irresistible! (Pero tened cuidado con las tijeras, por favor).
3/8

Grabar su voz

Los recién nacidos hacen unos ruiditos de lo más lindos, desde su ruidosa forma de comer a sus pequeños grititos (vale, y los aullidos que dan con su impresionante potencia pulmonar). ¿Por qué no grabar los sonidos únicos de vuestro bebé y enviarlo a todo el mundo para que sepan cuál es su registro vocal?
4/8

Achuchones “juntos”

Quizás podríais mandar imprimir una fotografía de vuestro bebé en una camiseta o una almohada para enviar a los seres queridos. Así podrán mantener cerca de sí a vuestro bebé hasta conocerlo en persona.
5/8

Reuniones con intenciones

Por supuesto, la mayoría de las familias organizará algún tipo de “reunión” virtual con el bebé. Pues podríais aprovechar este momento para ofrecer una pequeña oración en grupo y que toda la familia rece unida por el bienestar del bebé.
6/8

Buscad consejo

Las madres nuevas a menudo pueden sentirse aisladas, así que el confinamiento quizás se sienta como una doble ración de soledad. Aunque las circunstancias sean excepcionales en este momento, amigos y familiares siempre estarán al otro lado de la línea para ofrecer consejos, consuelo y risas.
7/8

Organizad parte del bautismo

Aunque vuestro pequeño no vaya a ser oficialmente bautizado todavía, podéis dedicar algo de tiempo a seleccionar a los padrinos y hablar con ellos sobre su futuro papel en la vida de vuestro hijo. El pensamiento de convertirse en padrino o madrina creará un vínculo fuerte, incluso si todavía no se han conocido en persona.
8/8

Nombre adicional de último minuto

Aunque ya habréis pensado un nombre para vuestro niño o niña, si hay alguna persona muy especial a la que querríais presentar vuestro bebé más que nada en el mundo, siempre podéis ponerle su nombre a vuestro bebé como un añadido compuesto. Hará que esa persona y vosotros estéis todavía más unidos.