4 / 8
Imponer límites

Ya sea por los horarios o por los contenidos, es importante imponer e imponerse límites, sobre todo cuando la mensajería se utiliza con fines profesionales. Muchos trabajadores lamentan la imposibilidad de desconectar del trabajo porque las notificaciones de WhatsApp a veces llegan a horas indebidas y se entrometen en la vida privada.

Es necesario también delimitar el contenido de las conversaciones: con la apariencia de mensajería relajada e informal, nos olvidamos que el jefe está en el grupo. Y cuidado con la información que suministras a través de la aplicación: al big data le encantan los datos personales, pero también profesionales e incluso industriales.

 

+

© Alejandro Ruhl/Shutterstock