7 / 7
Grace McCallum
Esta joven gimnasta nunca viaja sin dos artículos imprescindibles: un rosario y una cruz que le dio su abuela. Su fe y las oraciones de sus admiradores son vitales para ella. “Sin duda, siempre que tengo un día malo, en el gimnasio o en competición, simplemente pienso que Dios me dio este talento. Tengo que usarlo y no desperdiciarlo”.
+

© Harry How | GETTY IMAGES NORTH AMERICA | AFP