6 / 7
Cat Osterman
Aunque se crió en el catolicismo, esta jugadora de sóftbol solamente se planteó su fe más tarde en la vida. Ahora es una cristiana devota y espera usar su fe para influir a quienes estén abiertos a escuchar más: “Me he dado cuenta de que no me importa si ofendo a alguien. Si mi fe te ofende, obviamente yo no estaba destinada a ser una influencia en tu vida”, compartió la miembro más veterana del equipo de sóftbol estadounidense.
+

© Takuya Yoshino | The Yomiuri Shimbun | AFP