5 / 6
Comprensión y apoyo
El mundo del adolescente no tiene término medio; o todo es blanco o todo es negro. Por ello cuando estés ante uno de esos escasos momentos en los que se decide a hablar contigo es necesario que tu hijo se sienta comprendido y apoyado. Es cierto que la mayoría de esas cosas tan “importantes” que le pasan a tu hijo seguramente sean nimiedades, que no tienen ni punto de comparación con los problemas a los que tú como adulto tienes que enfrentarte cada día (hipoteca, facturas, Hacienda…) pero has de pensar que “sus problemas” son “sus problemas”.
+

© Monkey Business Images | Shutterstock