3 / 5
Fortaleza
No. No estamos hablando de músculos. A lo que nos referimos es a la fortaleza interior para afrontar una crisis o una situación difícil de gestionar o una enfermedad. Y también para resistir cuando hay "tsunami" espiritual, matrimonial o con los hijos. Ser fuerte es mantenerse a pesar de la contradicción, cumplir con el deber un día y otro aunque nos parezca aburrido o agotador.
+

© Ra2studio I Shutterstock