5 / 5
5. Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar. Si algo malo te pasa, viaja para olvidar. Si nada te pasa, viaja para que algo pase.
El viaje es un buen sistema para conocer a otras personas y para conocerse a uno mismo. Nos abre horizontes, nos ayuda a ganar en ilusión y en aprendizaje (de culturas, de historia). Nos reoxigena. Viaja con intención de aprender.
+

© Filipe Frazao - Shutterstock