2 / 5
Procura facilitar lo estipulado
Si ha quedado regulado (por sentencia judicial, por un notario, por un acuerdo verbal) entre vosotros qué tipo de relación tendrán los hijos con uno y otro, lo mejor es que sigas lo que está escrito. Horarios, días de la semana, festivos, vacaciones, manutención... Tener el detalle de ser puntual al recoger a los niños y mantener el calendario establecido son aspectos que la otra persona agradecerá, aunque no te lo diga. Eso, a su vez, genera tranquilidad y confianza en la otra parte. No alteres sus planes a última hora sin una razón grande que los justifique.
+

© Shutterstock-Katya Shut