3 / 5
No comenzamos el registro hasta que planeamos una familia

Cuanto antes accedas al conocimiento, ¡mucho mejor! Es un error creer que el momento para aprender sobre la fertilidad es cuando estás de novia, comprometida o casada. Todo lo contrario.

Al estar soltera y registrando tus ciclos, sacarás la ansiedad o temores que pueden aparecer con el contacto genital de por medio y podrás ganar tiempo valioso al prepararte haciéndote  experta para cuando tengas que compartirlo.

Además, evitar y lograr un embarazo no son los únicos beneficios para aprender un método de registro de tus ciclos. Saber reconocer los marcadores biológicos te permitirá estar al tanto de tu salud ginecológica y reproductiva.

+

© Rawpixel.com - Shutterstock