5 / 5
Piensa en qué puedes ahorrar
Estamos acostumbrados a hacer pequeños gastos que no parecen mucho, pero sí los juntamos, resultan una gran carga; por ejemplo, los refrescos y los postres a la hora de la comida, los cigarros o los chicles.
+

© Shutterstock | Hryshchyshen Serh