2 / 5
2. No dejar escapar la inspiración

 

 

A veces se nos ocurre una idea genial y, de no anotarla, luego la olvidamos. Es cierto, puedes hacerlo en tu móvil o laptop, pero a veces nos encontramos en un sitio donde no es seguro sacarlos o nos hemos quedado sin batería (o nos queda muy poca y debemos ahorrarla para una emergencia). Además, ha quedado demostrado que cuando escribimos a mano pensamos más rápido que cuando tipiamos, así que quizá hasta surgen nuevas ideas, sobre todo si no tenemos a las notificaciones de Instagram, Gmail, Facebook o Twitter desviando nuestra atención.

 

+

© LStockStudio - Shutterstock