Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/21
La catedral de Milán está entre las 10 catedrales más grande del mundo con 10.186 m². Tiene un largo de 157 metros y puede llegar a albergar hasta 40.000 personas en su interior.
2/21
Se construyó en un territorio sagrado para los romanos, donde antiguamente albergaba el templo de Minerva. Fue San Ambrosio quien quiso en el lugar una iglesia dedicada a Santa Tecla y Santa Pelagia. Y más tarde cuando comenzaron con la construcción fue dedicada a la Virgen María.
3/21
Todo el edificio está construido con un mármol blanco con franjas rosadas. Para transportarlo desde los muelles de Candoglia, se abrieron canales de navegación para poder conducirla al sitio donde se encuentra, hoy estos canales se llaman Navigli, se encuentran al sur de Milán.
4/21
Su construcción duró casi 600 años, desde el 1386 hasta 1965. San Carlos Borromeo que fue obispo de Milán, la consagró en 1577, pero los trabajos de construcción continuaron.
5/21
Aunque si el proyecto comenzó tomando el estilo gótico de la tradición francesa. Con el pasar de los años la construcción prosiguió entre el estilo gótico y el estilo renacentista en algunas partes, sobre todo en el interior. De esa manera se le daba un toque más de la tradición italiana.
6/21
La catedral de Milán es la iglesia más grande de Italia y la iglesia de estilo gótico más grande en el mundo.
7/21
También es la primera en el mundo por la cantidad de estatuas que posee. En total decoran el "Duomo¨ alrededor de 3400 estatuas, 135 gárgolas y 700 figuras ornamentales.
8/21
Una de las estatuas que se encuentra en un balcón en la fachada de la catedral es casi idéntica a la famosa Estatua de la Libertad de los Estados Unidos, algunos piensan que de allí se basaron para construir el emblema más significativo del país americano.
9/21
Todo el exterior de la catedral está protegida por una sustancia “anti-smog” que al contacto con la luz solar, tiene la capacidad de “auto-limpiarse” protegiéndose de los agentes nocivos y purificando el aire de la contaminación ambiental que provoca una gran ciudad como la de Milán.
10/21
Sobre el ábside, arriba del altar, se puede distinguir un punto marcado con una luz roja, señala el lugar exacto donde se guarda un presunto clavo de la cruz de Cristo. Se dice que san Ambrosio la encontró en el taller de un herrero, este a pesar de los miles martillazos que le dio al clavo, no pudo ni siquiera hacerle un rasguño.
11/21
En la entrada se puede una meridiana con el símbolo de Capricornio. Un rayo de luz solar entra por un agujero en la pared opuesta y llega al reloj. Antiguamente esta meridiana servía para poner en hora todos los relojes de la ciudad, por su extra precisión.
12/21
En el punto más alto de la catedral de encuentra la “Madonnina” (la Viregencita), de 4,16 metros que cuida de toda la ciudad, y no sólo en modo simbólico, porque la lanza de esta es totalmente de cobre dorado y funciona como pararrayos, protegiendo a todos los milaneses no sólo de las adversidades terrenas sino también meteorológicas.
13/21
En Milán ningún edificio puede sobrepasar en altura a la Madonnina, y no por superstición sino por una ley promulgada en los años 30’.
14/21
Durante la Segunda Guerra Mundial, la Madonnina se cubrió con trapos, para evitar que los reflejos de la luz sobre su superficie atrajera la atención de los bombarderos que sobrevolaban la ciudad.
15/21
Por fortuna en la época de la Segunda Guerra Mundial la catedral no fue alcanzada por bombas de alto potencial, solo sufrió algunos daños no muy severos como se puede ver en la puerta central de bronce.
16/21
En noviembre, mes dedicado a San Carlos Borromeo, (su fiesta es el 4 de noviembre) en la Catedral se expone el llamado 'Quadroni di San Carlo', un ciclo de cincuenta y seis grandes pinturas que celebran la vida y los milagros del santo patrón de Milán.
17/21
La catedral alberga pinturas y estatuas entre las más extrañas del mundo, muchas hasta causan horror como la estatua de San Bartolomé despellejado, que lleva en sus hombros su misma piel a modo de estola; las estatuas de dos boxeadores (Primo Carnera y Erminio Spalla), la Virgen de las rosas sin ni siquiera una rosa y tantos demonios, conocidos como los demonios de la catedral.
18/21
Los demonios de la catedral se encuentran en la parte externa, según la tradición medieval era común representar monstruos y demonios para asustar a las fuerzas del mal.
19/21
20/21
Se puede admirar las bellezas de las (guglie) las puntas que abrazan la catedral, desde sus terrazas. Subiendo en ascensor puedes dar un paseo y esperar el atardecer contemplando toda la ciudad desde su punto más significativo.
21/21
Aunque si dijimos que se terminó de construir en el 1965, todavía aun quedan algunos bloques esperando ser esculpidos por algún ingenioso artista.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.