12 / 21
En el punto más alto de la catedral de encuentra la “Madonnina” (la Viregencita), de 4,16 metros que cuida de toda la ciudad, y no sólo en modo simbólico, porque la lanza de esta es totalmente de cobre dorado y funciona como pararrayos, protegiendo a todos los milaneses no sólo de las adversidades terrenas sino también meteorológicas.
+

© Shutterstock-Vladimir Korostyshevskiy