9 / 20
Revisa tu armario y simplifica tu guardarropa. Dona la ropa que no uses para llevarla a la parroquia más cercana, a una tienda de segunda mano o a un refugio para personas sin hogar.

© Victoria 1 | Shutterstock