1/17
LAVANDA: Según santa Hildegarda, “si se cuece lavanda con vino —si no se tiene vino, con agua y miel— y se bebe a menudo, tibia, se alivian los dolores de hígado y de pulmones, así como los vapores del pecho; también se obtiene conocimiento puro y un espíritu puro”.
2/17
HINOJO “El hinojo vuelve al hombre alegre, incluso si se come de formas distintas, da una calidez agradable, un buen olor al cuerpo y ayuda a digerir bien. Se deben comer las semillas del hinojo con el estómago vacío, porque se llevan el mal aliento y aclaran la vista".
3/17
SÁBILA “La sábila es útil contra los estados de ánimo perjudiciales, porque esta planta es seca. Al comerla cruda o cocida es buena para aquellos que están atormentados por malos estados de ánimo, porque ésta los elimina. Por eso, toma hojas de sábila, pulverízalos y come el polvo sobre un pan. Ésta disminuye en ti la sobreabundancia de los malos estados de ánimo".
4/17
RUDA “La planta de ruda en el vino disminuye el calor o el frío de la melancolía, por lo que el hombre melancólico se sentirá mejor cuando coma esta hierba después de consumir otros alimentos".
5/17
GARBANZOS “Los garbanzos son cálidos y agradables, ligeros para comer y no aumentan el mal humor de ninguna manera".
6/17
ROSA "Quien es colérico, tome una rosa y un poco de sábila, las triture y cuando se sienta irritado, se ponga el polvo bajo la nariz y lo huela, porque la sábila consuela y la rosa alegra".
7/17
HISOPO “Cuando el hígado de una persona se enferma debido a la tristeza, cocer el pollo en el hisopo incluso antes de que la enfermedad tenga la sartén por el mango, y debe comerse con frecuencia. También debe comer el hisopo fresco, puesto en vino y beber este vino también, porque quien tenga una enfermedad similar (melancolía), usar el hisopo traerá beneficios”.
8/17
AJENJO “Si el ajenjo es fresco, se debe aplastar, y el jugo se debe exprimir a través de un paño; se lleve a ebullición durante poco tiempo el vino con miel y se vierta el jugo en el vino de modo que este jugo exceda en sabor al vino y la miel. Esta bebida, ingerida en ayunas, de mayo a octubre, cada tres días, combate la melancolía y la depresión, aclara la vista, refuerza el corazón, evita problemas de pulmón y de estómago, limpia el intestino, favorece la digestión".
9/17
CANELA “La canela tiene una gran fuerza. Quien a menudo la come disminuye el mal humor, transformándolo en buen humor".
10/17
VINO "Cuando una persona se siente irritado o triste, caliente un poco de vino, lo mezcle con un poco de agua fría y luego lo beba caliente. Por lo que las sustancias que te ponen triste e irritado (la bilis negra) y que te hacen explotar, se mantienen en el límite".
11/17
TOMILLO: Según santa Hildegarda, “si se agrega el tomillo a las buenas hierbas y a los condimentos, con su calor y fuerza arrastra la materia pútrida de las dolencias”.
12/17
ORTIGA: Según santa Hildegarda, “nunca es bueno comer la ortiga cruda. Pero cuando está fresca y acaba de salir de la tierra, es bueno comerla una vez cocida, porque purifica el estómago y elimina la flema. Y cualquier especie de ortiga logra este resultado”.
13/17
SALVIA: Según santa Hildegarda, “el que sufre de reumatismo o está un poco paralizado, que cueza salvia en agua y los humores y la flema disminuirán”.
14/17
MENTA: “Así como la sal templa todo el alimento, y si se agrega a las comidas demasiada o demasiada poca es malo, también esta variedad de menta, agregada moderadamente a la carne, pescado, purés u otros alimentos, proporciona un buen sabor a esa comida, y es un buen condimento. De hecho, comido así, calienta el estómago y proporciona una buena digestión”, escribe santa Hildegarda.
15/17
ALBAHACA: Según santa Hildegarda, “una persona que tenga la lengua paralizada de modo que no pueda hablar, que ponga albahaca bajo la lengua y recuperará el habla. Pero también quien tenga fiebre alta, terciana o cuartana, que haga hervir albahaca en vino, agregue miel, filtre la solución y la beba a menudo en ayunas y después de cenar, y la fiebre desaparecerá”.
16/17
GALANGA: “Quien esté afectado por los malos humores en la espalda o en el costado, hierva galanga en vino y bébalo caliente frecuentemente y el dolor desaparecerá. Quien tenga dolor en su corazón, o con un corazón débil, si come galanga en cantidad suficiente, pronto estará mejor”, afirma santa Hildegarda.
17/17
AJEDREA: Según santa Hildegarda, “si el corazón está débil y el estómago enfermo no hay como comer esta planta para recuperar las fuerzas; el que tenga el alma en pena incluso recuperará la alegría comiendo esta hierba”.