8 / 17
AJENJO “Si el ajenjo es fresco, se debe aplastar, y el jugo se debe exprimir a través de un paño; se lleve a ebullición durante poco tiempo el vino con miel y se vierta el jugo en el vino de modo que este jugo exceda en sabor al vino y la miel. Esta bebida, ingerida en ayunas, de mayo a octubre, cada tres días, combate la melancolía y la depresión, aclara la vista, refuerza el corazón, evita problemas de pulmón y de estómago, limpia el intestino, favorece la digestión".
+

© wikipedia