1/10

Estudia el lugar

Lo primero es ver dónde puedes colocar tu oficina en casa y medir el espacio antes de tomar decisiones de mobiliario y decoración. Lo ideal es buscar un espacio donde haya mucha luz natural y tomacorrientes cerca, pero por cuestiones prácticas, analiza bien todos los sitios posibles, incluso moviendo una que otra cosa. Puede ser en una columna, debajo de una escalera, una esquina (hay mobiliarios específicos para ello) y hasta dentro de un clóset que no uses tanto y lo puedas transformar.
2/10

Pared con acento

Puedes poner una alfombra para delimitar el espacio y también, si quieres que tu oficina en casa destaque como un área diferente, puedes pintar la pared de fondo de color y mantener lo demás neutro. Otra opción es pintarla con pintura de pizarra y allí puedes anotar cosas también.
3/10

Cestas y cajas

Puedes colocarlas en las repisas o hasta en el piso. Las hay cuadradas y redondas, de distintos materiales y colores, con o sin pompones… en fin, hay muchísimas posibilidades para que allí almacenes todos esos objetos que necesitas tener cerca, pero sin que se vean desordenados. Es importante medir y tomar en cuenta el tipo de objetos que vas a colocar. Por ejemplo, si es tu modem de Internet, puedes optar por una cesta que no sea de tela (por el calor) con agujeros de manera que puedas pasar los cables a través de ella.
4/10

Verde

Una planta (natural o artificial) le dará ese toque de “vida” necesario a tu espacio de trabajo y siempre ayuda a brindar una sensación de calma. Puede ser de piso, colocarla en alguna repisa o hasta comprar de los materos que se cuelgan de la pared.
5/10

Organizadores colgantes

Además de las cestas y las repisas, también puedes buscar los organizadores que se cuelgan de un clavo y ofrece varios bolsillos de tela para guardar cosas.
6/10

Ve a lo vertical

Escoge un escritorio angosto pero que tenga almacenamiento superior. Los que son tipo escalera son modernos y perfectos para esto. Si no, también puedes escoger uno sencillo y agregar varias repisas, cajones y ganchos donde puedas colocar tus elementos de trabajo y pequeños artículos decorativos que se integren con el estilo del espacio. ¡Aprovecha la pared!
7/10

Colores claros

Es preferible usar este tipo de tonos para no saturar el lugar y que parezca más amplio. Deja los acentos de color para pequeñas piezas decorativas.
8/10

Tu ordenador como decoración

Si estás descargando un archivo o por cualquier otra razón debes mantener tu ordenador encendido, transforma su pantalla en un elemento decorativo. Ahora está muy de moda poner el reloj digital en grande, pero también puedes descargar algunas obras de arte o fondos de pantalla interesantes que funcionen casi como cuadros digitales cuando tengas invitados en casa.
9/10

Pegboard

Estos tableros de clavijas son muy útiles si tu tipo de trabajo requiere tener todo constantemente a la mano (o también para los niños en casa con sus tareas). Allí puedes guindar desde un par de tijeras hasta pequeñas repisas y portalápices. También puedes optar por un corcho (que puedes cortar en formas geométricas y hacer un collage artístico) o una rejilla con ganchos.
10/10

Iluminación

Bien sea que no pudiste encontrar un sitio con mucha luz natural o trabajas mucho de noche, una buena lámpara es indispensable a la hora de teletrabajar para no dañar (tanto) la vista. Opta por un diseño minimalista y, preferiblemente, plegable que no te quite mucho espacio.