1/10

Aceptación

A menudo pasamos las primeras décadas de nuestra vida tratando de ser o parecer alguien que no somos. Se necesita confianza para aceptar y apreciar quiénes somos, y a medida que pasan los años, nuestra capacidad de abrazar a la persona que Dios hizo en cada uno de nosotros parece más fácil.
2/10

Más sabiduría

A menudo se dice que con la edad viene la sabiduría, y esto generalmente comienza a ser más evidente en el punto medio de la vida. Aunque tienes la edad suficiente para tomar decisiones sabias, todavía eres lo suficientemente joven como para actuar en consecuencia.
3/10

Apreciar lo que realmente importa

Aunque te esfuerces por tener un cierto estilo de vida en tus primeros años, en la mediana edad aprendes a apreciar lo que es realmente importante en la vida: no se trata de lo que tienes en la vida, sino de a quién tienes en tu vida y la calidad de esas relaciones.
4/10

Formar fuertes lazos familiares

A los 40 años, el sabio consejo de tus padres resuena cuando comienzas a ofrecérselo a tus propios hijos. Y mientras juegas un papel clave en la crianza de tus hijos, puedes apreciar el arduo trabajo de tus propios padres y valorarlos aún más por lo que sacrificaron por ti.
5/10

Fortalecer tus convicciones

En la mediana edad, tienes opiniones y creencias, y ahora eres lo suficientemente fuerte como para quererlas sin preocuparte por lo que piensan los demás.
6/10

Más respeto

A medida que desarrollas aún más empatía y comprensión por los demás y sus situaciones, a menudo puedes sentir un mayor respeto por las personas. Y esto suele ser recíproco, cuando los años que has vivido te ganan más respeto por parte de las personas que han presenciado las luchas que has experimentado y superado en la vida.
7/10

Oportunidades laborales

Como vivimos más tiempo, también trabajamos más tiempo. A medida que te acercas a la mediana edad, también lo hacen las nuevas oportunidades para aprender un nuevo oficio, comenzar ese negocio que siempre quisiste o inscribirte en un curso universitario. Hay tantas experiencias que puedes tener, y aún tienes la mitad de la vida para hacer esos cambios.
8/10

Volver a ponerte de moda

¿Esa ropa de tu juventud que has guardado o has seguido usando? Sin duda volverá a estar de moda. Y tus piezas "vintage" te ganarán un nuevo respeto por parte de tus hijos adolescentes.
9/10

Tiempo de renovar tu matrimonio

Lo más probable es que si has sobrevivido a los desafíos de criar hijos mientras desarrollas una carrera, tu matrimonio probablemente sea bastante sólido. A medida que los niños se vuelven más independientes, es hora de centrarse más el uno en el otro y entrar en esta nueva etapa de su vida con esperanza y entusiasmo por lo que viene.
10/10

Tu creencia religiosa tiene más sentido

Cuando somos más jóvenes, podemos descuidar aspectos de nuestra fe, pero a medida que envejecemos, comenzamos a profundizar en nuestra comprensión espiritual, deseando una mayor conexión con Dios a medida que nos acercamos a la eternidad.