3 / 10
Natividad Mística, de Sandro Botticelli
En esta obra las proporciones no siguen sino las reglas del propio autor y la relevancia que le da a cada uno de los personajes. Por eso vemos que el Niño Jesús y la Virgen María (que no cabría en el establo si se parara) son mucho más grandes que el resto de las figuras. Tampoco se trata de una representación tradicional de la Natividad, ya que tiene elementos del Apocalipsis, como un texto que anuncia la derrota del Anticristo y la segunda venida de nuestro Señor. Dato curioso: es la única obra firmada y fechada por Botticelli, así que se cree que la elaboró para alguien muy cercano o para su devoción personal.
+

© Sandro Botticelli-PD