7 / 10
Que estén cómodos
Con la edad, las personas padecen mucho más el frío. Si podéis, velad por que vuestros mayores tengan bastante ropa de abrigo para mantenerse cómodos y calentitos, o muchas capas que ponerse y quitarse como gusten. También podríais invertir en una manta eléctrica para las noches más frías y mantas cómodas que les mantengan calientes durante el día. Si necesitan salir al exterior, recordadles que lleven gorro y guantes impermeables.
+

© Iakov Filimonov | Shutterstock