6 / 8
AGUARDIENTE DE PERA WILLIAMS DE LA ABADÍA DE NOTRE DAME D’AIGUEBELLE. Fabricación histórica de la abadía de Aiguebelle, fundada en el siglo XII por los monjes de Morimond en la región de la Drôme Provençale, al sur de Francia, este aguardiente tiene una historia que se extiende a lo largo de varios siglos. Con una receta artesanal y métodos ancestrales elaborados por los monjes cistercienses, el famoso licor se caracteriza por un delicado y afrutado buqué obtenido gracias a una destilación especialmente lenta y a una cuidada selección de frutas.
+

© Instagram I _plainjaneeats_