4 / 8
HIDROMIEL DE LA ABADÍA DE SANTA MARÍA DEL DESIERTO. Anterior incluso que el vino, el hidromiel, apodado la “bebida de los dioses”, es probablemente la bebida alcohólica más antigua del mundo. Divino licor de los habitantes del Olimpo en la mitología griega, el hidromiel es una bebida hecha únicamente de agua y miel. Fermentado con levaduras alcohólicas cuidadosamente seleccionadas por los monjes cistercienses de la abadía de Santa María del Desierto (Francia), es su principal fuente de ingresos. Un importante colmenar permite la fabricación artesanal de mieles y dulces muy populares entre los gourmet. El hidromiel se sirve muy frío como aperitivo y como digestivo.
+

© Brent Hofacker I Shutterstock