1/10
1.- Querido Frankie (My Dear Frankie)

Una película que pasó relativamente inadvertida en su momento y que es una película de diez: por lo que dice, por cómo lo dice, por cómo está hecha, su ambientación y por sus magníficos actores e historia. Fue aquí donde empezó a consagrarse Gerard Butler antes de hacer 300, y está que se sobrepasa la media con mucho. Emily Mortimer encarna un papel nada fácil dentro la historia: una mujer que escapa con su hijo de su marido maltratador. Dicho así suena a drama duro, pero esta película es tan inteligente como realista. El caso es que se inventa una historia para no explicarle a su hijo que su padre les hizo mucho daño. ¿Cómo mantener esa mentira sin hacer daño al corazón? Ese es sólo el inicio de la trama. Merece mucho la pena, y si alguien le interesa profundizar en el inglés, mejor véanla en versión original y escucharán un precioso acento escocés de Glasgow.
2/10
2.- Spanglish (Spanglish)

Para quien les escribe, pensar que Paz Vega y Adam Sandler pudieran hacer una película de tal calado era imposible. De hecho, a los críticos nos les gustó. Pero de imposibles está hecha la realidad. Es una película sobre el amor y el sentido común. Una inmigrante mejicana y su hija acaban trabajando en USA para un gran cocinero y su familia. La diferencia entre una familia y otra es brutal, cómo entienden el mundo y el stress y lo exagerado de lo estadounidense. Tea Leoni, la mujer de Sandler en la película, hace otro papel inolvidable. Situaciones histriónicas, amores imposibles, honestidad, amor familiar, de pareja, cordial. En ese contraste se percibirá qué es el amor, el sentido común y la sinceridad. Cómica y entrañable es para reír y luego pensar mientras se le ha quedado a uno la sonrisa. Si uno domina el inglés y el español entonces la película se disfruta más aún.

3/10
3.- Mejor imposible (As Good As It Gets)

No podía faltar esta gran película en esta lista. Uno de los guiones más inteligentes e irreverentes que jamás se han escrito. Es una historia de tres personajes tan distintos como simpáticos. Jack Nicholson hizo una de las mejores actuaciones de su vida. ¿Puede alguien insoportable ser querido? Sólo una persona con un sentido de la realidad aplastante y que sepa ver lo que se esconde detrás de tanta imperfección es capaz de amar a alguien así. Melvin, el personaje de Nicholson, es de una inteligencia directa, cruda, aguda y auténtica, y eso le convierte en alguien muy especial, tanto como la mujer que ama (Helen Hunt). Los diálogos y las situaciones no tienen desperdicio.
4/10
4.- ¿A quién ama Gilbert Grape? (What’s Eating Gilbert Grape?)

¡Cómo nos ha crecido el niño! Con las bromas sobre su Óscar, la primera nominación que Leonardo DiCaprio tuvo fue con esta película, cuando apenas era un adolescente, y ni eso. Y, mire usted, el capitán Sparrow, a la postre Johnny Depp, era un rompecorazones en su época. Esta película va sobre algo más allá de un amor a una pareja. Va sobre la dificultad de la responsabilidad (con una madre y con un hermano), y de su descubrir lo verdadero en lo sencillo. En un pueblo perdido de todo también suceden historias asombrosas.
5/10
5.- 500 días juntos (500 days with Summer)

El mito de “ella o él es el único”, o mejor dicho, la caída de ese mito. Todo contado con ironía y complicidad y una magnífica banda sonora. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué ha fallado? Era imposible que fallase, estábamos predestinados. La historia empieza: un chico está roto porque su relación ha fallado. A partir de ese momento todo es un flash-back para ver, en distintas y simpáticas perspectivas, lo que ha pasado. Atrapa desde su inicio y no le suelta a uno hasta el final.
6/10
6.- Doctor Zhivago (Doctor Zhivago)

Doctor Zhivago es muchas películas en una, como pasa con todos los clásicos. Pero también es la historia de un adulterio, de un amor incomprendido, de un mundo lleno de formalidades que se desmorona, un alma inquieta y un deseo de vida honesto y atribulado. Todo en un contexto histórico como es la revolución rusa. Basada en el libro de Pasternak (digno de leer también), la película le hace justo honor. La banda sonora ha quedado para la posteridad. Si no la ha visto, coja manta y palomitas. Su dulzura, ferocidad, detallismo, hacen de ella una obra de arte.
7/10
7.- Antes del atardecer (Before Sunset)

Realmente son 3 películas, y si se quiere se puede seguir la secuencia (merece la pena). Pero de las 3 me quedo (si hay que quedarse con una) con esta. Las tres películas, por orden, son “Antes del amanecer”, “Antes del atardecer” y “Antes de anochecer”. Hay una diferencia de casi 20 años entre la primera y la última. Todas tienen la misma estructura: de un modo azaroso chico encuentra chica y deciden pasar 24 horas juntos a ver qué pasa. Claro que en la segunda y la tercera ya se conocen, pero su encuentro sigue siendo igual de azaroso. Es una película basada en los diálogos (inteligentes) y en cierta complicidad entre la pareja que los interpreta: Ethan Hawke y July Delpi. ¿Un maratón de 3 películas románticas? Ahí queda eso como sugerencia, y les aseguro que no se va a arrepentir.
8/10
8.- Juno (Juno)

Cuando la película se estrenó en EE.UU algunos colectivos se la adjudicaron como una defensa por la vida y contra el aborto. No deja de ser posible verla así. Pero es bastante más que eso, y esa interpretación se quedaría corta. La historia es sencilla: una adolescente de instituto se queda embarazada. Sobre todo es una película familiar, costumbrista de la realidad esadounidense. Juno, la protagonista, es distinta a los demás, su novio también, los padres de ella la apoyan sin fisura. Pero Juno es una historia de amor sobre la diferencia entre un “amor juvenil” y un “amor responsable”. Juno y su novio, con toda su juventud, son el contrapunto a la pareja que quiere adoptar al niño.
9/10
9.- 4 bodas y 1 funeral (Four Weddings and a Funeral)

De la lista es quizás la menos “seria” y la más comedia romántica. Es la forma y la puerta por la que Hugh Grant (y otros compañeros de reparto) llegó Hollywood. La trama es de por sí irónica: un romance a través de encuentros en bodas y funerales entre un inglés y una misteriosa americana (Andie MacDowell). Fue la comedia del año en su momento y se nota el toque británico. Simpática a más no poder, gracias, sobre todo, al magnífico elenco de personajes secundarios. Si se ve por la noche, uno se va a la cama sonriendo.
10/10
10.- Tal como éramos (The way we were)

Si tuviera que elegir un contrapunto a “Mejor imposible” sería con esta película. Algo larga en el metraje, y quizás la más seria de todas. Dos personas de carácter e intereses muy distintos se enamoran en su época universitaria. Van a intentar vivir una vida juntos. No tendrán grandes discusiones, ni grandes dramas, pero esa diferencia es hueco difícil de tapar entre ellos. Los sentimientos a veces son difíciles de integrar en los deseos, la personalidad y la voluntad. Barbra Streissand y Robert Redford hacen dos grandes papeles.