4 / 10
Pío XII

Esta anécdota la cuenta el propio papa, y sucedió con dos cardenales durante su reinado. Un tal monseñor, de nombre Espíritu de María Chiappetta (nalguita, en italiano) se demoraba en una habitación arriba de monseñor Tardini. Mons. Chiappetta tenía la mala costumbre de mover muebles de noche, con lo que monseñor Tardini ordenó a una monja decirle que si no dejaba de hacer ruido, a la noche iría él personalmente y lo agarraría a patadas en su apellido. Entonces Pío XII hizo llamar a monseñor Tardini, pidiéndole un explicación por su comportamiento, a lo cual él respondió.: “No podía decirle que lo agarraría a patadas en su nombre. Se llama Espíritu de María".

+

© Alchetron