1/10

Ponte una hora para levantarte.

Si es posible que sea la misma todos los días, ¡es importante que no pierdas la rutina! Levantarse a la misma hora supone un esfuerzo y fortalece la voluntad. ¿Has oído hablar del minuto heroico? Pues ese puede ser el primer acto de héroe sin capa para hoy.

Importante: para levantarte cada día a la hora convenida, hay que acostarse también a una hora adecuada. No te entretengas por las noches y ponte a dormir cuando toca.
2/10

Arréglate.

Antes de sentarte a estudiar, dúchate y vístete como si fueras a ir a clase. Es importante tener el señorío de arreglarse, aunque no nos vaya a ver nadie. Así vencerás la pereza y tendrás más disposición de trabajar.

Además, el arreglo personal ayuda a mantener la paz familiar. Las manos y la cara sucia, no.
3/10

Cuida el ambiente de estudio.

Busca un lugar tranquilo y con buena iluminación en casa donde puedas estudiar. Cuida el orden de la mesa y de tus cosas. Déjalo recogido cada día al acabar.
4/10

Haz una lista de tareas.

Elabora una lista con todo aquello que tengas que estudiar y hacer. Puede ayudarte revisar cada asignatura y ver si tienes los apuntes de todos los temas y qué te falta por estudiar para ponerte al día.
5/10

Ponte un horario.

Hazte un horario de estudio respetando tu horario de clase y que te ayude a establecer rutinas durante este tiempo. Te puede ayudar calendarizar las tareas en días y horas concretas.

Importante: que el horario sea realista  y que tengas en cuenta el descanso.
6/10

Mantén el ritmo de trabajo.

Intenta que tu horario te ayude a mantener el ritmo de trabajo durante estos días. No hay que dejar nada para días o semanas más tarde: Ahora y hoy.

Te puede ayudar planteártelo como una jornada laboral de 6 o 8 horas incluyendo en ese tiempo también la asistencia a tus clases online.
7/10

Cuida los descansos.

Haz pausas durante el estudio y busca otras cosas que puedas hacer para descansar (deporte, paseos, leer, etc.).
8/10

Utiliza un buen método de estudio.

Para que tu estudio sea eficaz, recuerda seguir un buen método: leer, subrayar, hacerte esquemas, resúmenes, etc... Todo ello con la finalidad de comprender mejor el temario y llegar a dominarlo.
9/10

Sé creativo

Utiliza los programas online disponibles para seguir con los trabajos en equipo: Google Drive, Skype, Microsoft Teams, Zoom, Hangouts...

Evita la dispersión: no comentes nada que no sea relativo a la materia. Trabaja con buen humor pero no despistes al equipo.
10/10

Consulta a tus profesores.

Por último, si tienes dudas con el temario o sobre cómo llevar bien el seguimiento de las asignaturas, ponte en contacto con tus profesores. En el caso de algunos colegios, ellos seguirán dando las clases por internet. En otros, cada escuela habrá señalado los mecanismos para resolución de dudas.

Si eres de los que saca buenos resultados y estudiar te resulta fácil, ponte a disposición de los compañeros que tienen dudas o les cuesta más alguna asignatura.