10 / 10
Proponte un ahorro semanal o mensual.
Crea tu propio reto: ahorrar un tanto. No con intención de comprar nada sino para que quede como "colchón" para cualquier eventualidad. La experiencia también te irá mostrando que siempre puede surgir un imprevisto, desde un accidente a un desperfecto en la casa. A largo plazo, tener un ahorro te permitirá plantearte una inversión de futuro o un gasto en formación que te lleve a crecer profesionalmente.
+

© Shutterstock