Aleteia
Hoy celebramos a...

Viernes, 04 De Septiembre
San Moisés

DZIESIĘC PRZYKAZAŃ
piosi | Shutterstock
Comparte

Memoria de san Moisés, profeta, a quien Dios eligió para liberar al pueblo oprimido en Egipto y conducirlo a la tierra de promisión. También se le reveló en el monte Sinaí, diciéndole: «Yo soy el que soy», y le propuso la Ley para regir la vida del pueblo elegido. Murió lleno de días en el monte Nebo, en tierra de Moab, a las puertas de la tierra de promisión.

Moisés está, qué duda cabe, entre los más grandes personajes bíblicos; su figura es polifacética e inclasificable para la propia Biblia: fundador religioso, libertador, profeta, legislador, es difícil encontrar una de estas categorías que lo tengan con mayor presencia que las otras. Sin embargo, al menos para cierta tradición bíblica, la frase que posiblemente mejor define a Moisés, y que se repite como un estribillo en varios textos es «siervo de Yahvé». Y es que Moisés es eso: alguien que ha estado a disposición completa de Dios, incluso cuando no veía clara su misión, o cuando se le presentaban dudas y vacilaciones. Si desde el punto de vista humano puede hablarse de un genio religioso que ha creado una obra imperecedera, no es menos cierto que nunca se atribuye a sí ninguna clase de mérito en esa creación, sino sólo el repetir aquello que percibía como dicho por el propio Dios.

«No ha vuelto a surgir en Israel un profeta como Moisés, a quien Yahvé trataba cara a cara» (Dt 34,10) Con estas bellas palabras Deuteronomio borda el epitafio de Moisés. Pero esas mismas palabras nos tienen que advertir que lo que leemos sobre Moisés en la Biblia está teñido de la grandilocuencia propia de la leyenda y de la saga heroica. No hay sobre Moisés fuentes biográficas contemporáneas, ni directas ni indirectas, ni dentro ni fuera de la Biblia. Todo lo que leemos sobre él proviene de la Biblia, que, desde el punto de vista histórico, es un documento muy posterior al personaje, y donde esa posterioridad implica además, como ya he señalado, la conversión del personaje en «héroe». La Biblia es la mejor fuente para entender el significado que tiene Moisés para nuestra fe, pero no es la mejor fuente a la hora de enterarnos en concreto cómo nació, cómo vivió y cómo murió aquel hombre; esos datos elementales hay que más bien entresacarlos del texto por la fuerza, y no sin grandes dosis de hipótesis e imaginación.

Artículo originalmente publicado por evangeliodeldia.org

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

En aquel tiempo, los escribas y los fariseos dijeron a Jesús: "Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y hacen oración, lo mismo que los discípulos de los fariseos; en cambio, los tuyos comen y beben".
Jesús les contestó: "¿Ustedes pretenden hacer ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos?
Llegará el momento en que el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar".
Les hizo además esta comparación: "Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo, porque se romperá el nuevo, y el pedazo sacado a este no quedará bien en el vestido viejo.
Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres; entonces el vino se derramará y los odres ya no servirán más.
¡A vino nuevo, odres nuevos!
Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo, porque dice: El añejo es mejor". Lc. 5,33-39

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.