Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
Oración del día
Hoy celebramos a...Historias de Santos

Nuestra Señora de Luján

La patrona de Argentina

LUJAN

Marko Vombergar-ALETEIA

La historia de la devoción a la Virgen de Luján nace en el año 1630, cuando un cierto portugués, llamado Antonio Faría de Sáa, hacendado de Sumampa, jurisdicción en aquel entonces de Córdoba del Tucumán, pidió a su amigo marino que le trajera desde Brasil una imagen de la Concepción de María Santísima para venerarla en la capilla de su estancia.

Juan Andrea cumplió el encargo y aparte le trajo otra imagen más con la Virgen y el Niño, que debían partir en un carro desde el puerto de Buenos Aires hasta su destino final, Sumampa (Santiago del Estero).

Al llegar a las orillas del Río Luján, muy cerca de la estancia de un hombre llamado Rosendo Oramas a 67 kilómetros de Buenos Aires, inexplicablemente la carreta se detuvo y no se podía dar ni un paso más.

Fue entonces cuando un joven negro llamado Manuel dijo que se bajara la carga para ver qué sucedía y se observó que al bajar la Virgen con el Niño la situación seguía igual, pero cuando removieron la caja con la Inmaculada, inmediatamente los bueyes echaron a andar.

Desde ese día la Virgen no se movió más del lugar, tampoco el negro Manuel que permaneció siempre junto a ella para cuidarla.

Al principio la imagen fue llevada a la casa de Don Rosendo, quien le fabricó una pequeña capilla donde se veneró a Nuestra Señora durante cuarenta años.

Años más tarde una dama acaudalada, Ana de Matos Viuda de Siqueyras, conociendo la historia del milagro y viendo las pobres condiciones de la capillita en la que se encontraba la Virgen, se la llevó a su casa.

La mujer tenía la idea de construirle una capilla más grande, pero la Santa Virgen desapareció al día siguiente y la encontraron en su antigua capilla. Doña Ana volvió a llevar la imagen a su casa y por segunda vez regresó a la estancia de Don Rosendo.

Luego de confirmar la veracidad de lo sucedido, la autoridad eclesiástica autorizó oficialmente el culto público a la «Pura y Limpia Concepción del Río Luján».

Ana donó el terreno para la realización del nuevo templo en el año 1677 lugar en donde actualmente se encuentra Basílica de Luján.

Desde entonces millones de peregrinos acuden a visitar a la Virgen de Luján con inmensa devoción.

La Virgen de Luján es patrona de la Argentina.

Oración de Consagración de la ciudad

Querida Madre Nuestra, Virgen de Luján. A tu inmaculado corazón maternal consagro esta ciudad de Buenos Aires. Te consagro a cada uno de sus hijos. Tú nos conoces bien y sabemos que nos quieres mucho. Hoy te pido que nos mires a todos y a cada uno de nosotros. Te pido por cada familia de esta ciudad. Te pido por nuestros niños y nuestros ancianos; por nuestros enfermos; por los que están solos; por lo que están en la cárcel; por los que tienen hambre y no tienen trabajo. Por los que han perdido la esperanza; por los que no tienen fe. Te pido también por los que nos gobiernan y los que nos enseñan. Madre nuestra te pido que nos cuides a todos con ternura y nos contagies tu fortaleza. Somos hijos tuyos. Nos ponemos bajo tu amparo. No nos dejes solos en este momento de tanto dolor y dificultades. Confiamos en tu Corazón de Madre y te consagramos todo lo que somos y tenemos. Y sobre todo, Madre, muéstranos a Jesús, y enséñanos a hacer lo que Él nos diga. Amén.

(Card. Bergoglio, 1 de junio de 2002)

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí
Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más