Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia
Hoy celebramos a...

Miércoles, 17 De Octubre
San Ignacio de Antioquía, obispo y mártir

Discípulo del apóstol san Juan y segundo sucesor de san Pedro en la sede de Antioquía

IGNATIUS OF ANTIOCH
Comparte

San Ignacio de Antioquía, de sobrenombre “Theophorus” (portador de Dios), fue discípulo directo de san Pablo y san Juan.

Segundo sucesor de Pedro en el gobierno de la Iglesia de Antioquía, el primero en llamar a la Iglesia “Católica”.

Sus escritos demuestran que la doctrina de la Iglesia católica viene de Jesucristo por medio de los Apóstoles.

Esta doctrina incluye la Eucaristía, la jerarquía y la obediencia a los obispos, la presidencia de la Iglesia de Roma, la virginidad de María y el don de la virginidad. El privilegio que es morir mártir de Cristo.

Condenado a morir devorado por las fieras, fue trasladado a Roma y allí recibió la corona de su glorioso martirio el año 107, en tiempos del emperador Trajano.

googletag.cmd.push( function() { googletag.display( 'aleteia-welcome' ); } );

En su viaje a Roma, escribió siete cartas, dirigidas a varias Iglesias, en las que trata sabia y eruditamente de Cristo, de la constitución de la Iglesia y de la vida cristiana. Ya en el siglo IV, se celebraba en Antioquía su memoria el mismo día de hoy.

Artículo originalmente publicado por Santopedia

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

«¡Ay de ustedes, fariseos, que pagan el impuesto de la menta, de la ruda y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y el amor de Dios! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Ay de ustedes, fariseos, porque les gusta ocupar el primer asiento en las sinagogas y ser saludados en las plazas!
¡Ay de ustedes, porque son como esos sepulcros que no se ven y sobre los cuales se camina sin saber!".
Un doctor de la Ley tomó entonces la palabra y dijo: «Maestro, cuando hablas así, nos insultas también a nosotros».
El le respondió: «¡Ay de ustedes también, porque imponen a los demás cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni siquiera con un dedo!» Lc. 11,42-46

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.