Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia
Hoy celebramos a...

Martes, 18 De Junio
Santos Marcos y Marcelino

Mártires y patronos secundarios de la archidiócesis de Mérida-Badajoz

Comparte

Durante la persecución de Diocleciano, son descubiertos como cristianos, por lo que son arrojados a la prisión. En un intento de que abjuren de la fe que profesan, van a visitarles sus propios padres quienes les persuaden de que los ídolos romanos son los verdaderos.

Sin embargo, la presencia en ese mismo lugar de Sebastián que estaba pronto a dar la vida, logra que ellos se mantengan firmes en el Señor Jesús, e incluso llega a convertir a los propios padres y algunos amigos congregados.

Cuando son presentados ante el juez, éste hace un nuevo intento en vano de inducirles a apostatar de lo que él llamaba una superstición. Pero viendo el prefecto que no lograba nada, e incluso, el ejemplo de Marcos y Marcelino, cundía en otros determinó su muerte.

Después de morir, los cuerpos de los santos fueron sepultados en la Vía Ardeatina, cerca del Cementerio de Domitila.

Posteriormente serían trasladados a la Iglesia de San Cosme y San Damián, siendo redescubiertas en 1583, durante el reinado de Gregorio XIII. En ese mismo lugar continúan, estando cerca de allí una pintura donde se les ve en compañía de la Virgen María.

Son mártires y patronos secundarios de la diócesis de Badajoz, hoy archidiócesis de Mérida-Badajoz.

Un rayo que cayó en el castillo fue la causa del terrible fuego que amenazaba a todas luces alcanzar el polvorín o almacenes de pólvora de la ciudad y cuya explosión hubiera sido una catástrofe tanto en pérdida de vidas humanas como de viviendas y bienes.

El apresurado rezo a los santos del día en aquel apuro hizo que milagrosamente se detuvieran las llamas en la misma zona inmediatamente próxima al almacén de munición.

Las personas que se supieron protegidas por la intercesión de los santos mártires Marcelino y Marcos pidieron a las autoridades eclesiásticas que fuera oficialmente reconocida la protección de los santos que les libraron al final de aquella terrible tormenta.

Un decreto de la Sagrada Congregación de Ritos faculta al Deán y Cabildo para elegirlos patronos menos principales de la ciudad de Badajoz. Una vez ejecutado, es aprobado por el obispo Juan Marín Rodezno, el 13 de junio de 1699. Su celebración es sólo para la ciudad.

Oración

Señor todopoderoso y eterno, que nos has dado como ejemplo para imitar la vida de los santos Marcos y Marcelino, concédenos también que su valiosa intercesión venga siempre en nuestra ayuda. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Artículo originalmente publicado por evangeliodeldia.org

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

Jesús dijo a sus discípulos:
Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.
Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores;
así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.
Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?
Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?
Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo. Mt. 5,43-48

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.