Aleteia
Hoy celebramos a...

Domingo, 31 De Mayo
La Visitación de María a Santa Isabel

¿Qué llevó a la madre de Jesús a recorrer más de 100 kilómetros estando embarazada?

VISITATION
Aleteia
Comparte

Cuando María estaba embarazada de Jesús, visitó a su prima mayor Isabel, quien también esperaba un bebé, Juan Bautista.

La Virgen vivía en Nazaret, al norte de Israel; Isabel residía en las montañas de Judá, según la tradición en una localidad llamada Ain Karin. Para llegar hasta su casa, María tuvo que recorrer una distancia de entre 100 y 150 kilómetros.

¿Qué llevó a María a caminar tanto? Después del anuncio del ángel Gabriel, la Virgen María «marchó deprisa» -explica Lucas en su Evangelio- a casa de Isabel con el propósito de cuidar de su prima, a la que llamaban «estéril».

María atendió el mensaje del ángel que dijo: “Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez” (Lc 1,36).

Isabel, al recibirla, la reconoció como «la madre de mi Señor» y su bebé «saltó en su seno».

La Virgen elevó una bellísima oración que hoy usan cristianos de todo el mundo para alabar a Dios.

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: "¡La paz esté con ustedes!".
Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor.
Jesús les dijo de nuevo: "¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes".
Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: "Reciban el Espíritu Santo.
Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan" Jn. 20,19-23

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.