Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

“¡Tú no eres mi padre!”: ¿qué hacer cuando un hijo adoptivo te dice eso?

TEENAGER DISCUSSING WITH PARENTS

YAKOBCHUK VIACHESLAV | SHUTTERSTOCK

Edifa - publicado el 15/05/21

No es raro que unos padres “adoptivos” escuchen decir algún día: “Tú no puedes decirme nada porque no eres mi padre/madre”. ¿Por qué surge una reacción así y cómo conviene recibirla?

“Tú no eres mi madre, tú no eres mi padre”. Esta frase lanzada por un niño o niña no concierne solamente a los padres adoptivos, estrictamente hablando.

A veces este tipo de comentario va dirigido al esposo de una madre soltera que ha reconocido al hijo de ella, aunque no sea el padre biológico; o a un padrastro o madrastra en el caso de un matrimonio después de una viudedad; o se da en unas «segundas nupcias» después de un divorcio o en niños nacidos por inseminación artificial con donante.

Esta declaración del niño o del adolescente rebelde no hay que tomarla como una ofensa, sino como una llamada. Hay que intentar comprender qué intenta expresar a través de esa declaración provocadora.

Por supuesto, eso dependerá de su edad, del contexto, de la situación familiar y de las relaciones que mantenga habitualmente con el o los padres susodichos.

¿A qué se debe una reacción así?

Los niños adoptados tienen en común el sufrimiento del abandono, incluso en el caso que su madre biológica no les «abandonara», sino que les confiara en adopción. Por consiguiente, todos tienen miedo de ser abandonados de nuevo, incluso cuando no son conscientes de esta angustia o son incapaces de expresarla.

Por esta razón ponen a prueba a sus padres adoptivos, provocándolos para ver hasta dónde llega su amor: «Aunque sea insoportable, aunque te diga cualquier cosa, ¿me seguirás amando? Haga lo que haga, ¿seré siempre tu hijo/a?».

Lo mismo sucede en el caso de un padre que ha reconocido al hijo de su esposa: el niño intenta ver si ese padre es su «padre de verdad para siempre», si le ama tanto como a los hijos nacidos de él.

Decir a una madre o a un padre adoptivos “No sois mis padres” es intentar escucharse decir y repetir: “Sí, somos tus padres y lo seremos siempre”.

No obligar al niño

Cuando se trata de un padrastro o una madrastra, el niño necesita una doble respuesta: «No, es cierto; ten claro que no quiero ocupar el lugar de tu padre/madre» y «Aunque no sea tu padre/madre, te quiero mucho».

Además, para señalar este vínculo tan particular, algunos niños huérfanos de padre o de madre designan a sus padrastros con un «mote» afectuoso, escogido por ellos, y que no es ni «papá» ni «mamá»: ese apodo manifiesta la ternura tan especial que les une al cónyuge de su madre (o de su padre), al mismo tiempo que respetan su afecto por el padre o madre fallecido.

Por supuesto, a veces los pequeños llaman a sus padrastros «mamá» o «papá», pero sería injusto e incluso cruel obligarles a llamarles así si no lo desean. Al menos es cierto en casos de divorcio: ¿por qué pedir a un niño que llame «papá» al esposo de su madre (incluso si se muestra muy paternal) cuando su padre sigue vivo?

En cualquier caso, tomemos las palabras del niño en serio pero no con dramatismo. Es importante escuchar y acoger su turbación, intentar comprender qué necesita y responder en consecuencia.

Sobre todo, no enfadarse

Pero sobre todo, ante todo, no encolerizarse ni montar una tragedia del estilo a: «¿Cómo puede decirme algo así? ¿Por qué me rechaza? ¿Qué he hecho para merecer eso?».

¿Que qué has hecho? Has amado a ese niño y ahora pide aún más, ¡y tiene razón! El niño o niña quiere asegurarse de que funcione bien esta jugada de sentir afecto por ti, que pueda hacerlo sin arriesgarse a ser rechazado.

Muy a menudo, este tipo de comentario surge durante un conflicto mínimo. Niegas a tu hijo o hija adoptiva el permiso para mirar su serie o para salir con sus amigos y él o ella te suelta en toda la cara: «Para empezar, no me puedes decir nada porque no eres mi padre». ¡No te dejes desestabilizar por ese argumento de choque!

Si tu hijo necesita reafirmación del amor que le tienes, este amor incondicional debe manifestarse, como para cualquier otro joven, a través de unas exigencias educativas firmes. «Sí, soy tu padre/madre, y precisamente por eso no te dejaré hacer tonterías. Te quiero demasiado para eso».

Christine Ponsard

Tags:
adopcionfamiliapadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más