Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 febrero |
San Gabriel de la Dolorosa
home iconEstilo de vida
line break icon

Cuaresma: Cuando el ayuno ayuda a ser más generosos con los demás

Holding Hands

Shutterstock

Edifa - publicado el 23/02/21

Es difícil ver de inmediato el vínculo entre la caridad y la obligación bajo la forma de ayuno que la Iglesia pide a los cristianos durante la Cuaresma. Y sin embargo, ayunar puede ayudarnos a amar mejor al prójimo

Mientras que el ayuno que se imponían los judíos se consideraba sobre todo como una práctica ascética destinada a dominar su cuerpo, los cristianos le dieron pronto otro significado. Se convirtió esencialmente en un gesto de caridad fraternal: nos privamos de alimento para darlo a quienes pasan hambre. ¿No es eso lo que se vive aún hoy cuando, el Miércoles de ceniza, los feligreses se reúnen para comer un bol de arroz mientras depositan en una cesta el dinero de los alimentos no consumidos?

Por consiguiente, no faltan los cristianos que se preguntan hoy día si todos estos actos de caridad no son mucho más importantes que el ayuno al que la Iglesia les pide que se sumen durante la Cuaresma y algunos otros días del año. ¿No es la caridad fraternal el gran mandamiento del Señor, igual que el testimonio esencial que nos manda dar? “En esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros” (Jn 13, 35).

Las múltiples ventajas del ayuno para el cuerpo y el alma

El ayuno es, no obstante, junto con la oración y la limosna, una de las tres actividades que el Señor nos pide con insistencia cumplir “en secreto” (Mt 6, 1-18) para complacer a nuestro Dios. Por eso, desde siempre, la Iglesia nos propone al comienzo de la Cuaresma adoptar una resolución en estas tres direcciones. Aquí tienes algunos consejos de reflexión para ayudarte a ayunar más.

El ayuno aligera tu cuerpo y tu mente: eliminas la grasa mala, concilias mejor el sueño y tienes la mente más ligera para leer y para rezar. El hambre que sientes los días de ayuno te obliga a pensar en las millones de personas que, en todo el mundo, no sacian su hambre: te sientes entonces obligado a hacer algo por ellos y dejar de “consumir” desconsideradamente.

Como buen alimento, puedes saciarte de la palabra de Dios durante el tiempo que habrías pasado dándote una buena comilona. Siguiendo a Pablo (2 Co 6, 5), puedes conseguir muchas gracias –sobre todo la conversión de los pecadores– ofreciendo a Dios tus ayunos como sacrificios que Le agradan. “Completo en mi carne lo que falta [misteriosamente] a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia”   (Col 1, 24).

Aunque no vayas a anunciar a los cuatro vientos tu rendimiento en este ámbito, vale la pena arrastrarnos los unos a los otros a ser generosos, decidiendo, por ejemplo, ayunar juntos –o al mismo tiempo– varias veces en Cuaresma. Puedes ayudar a tus hijos a privarse también ellos de un postre.

Pero conviene permanecer extremadamente benévolos con respecto a quienes no han comprendido aún la importancia del ayuno en sus vidas. Sería una lástima que un cristiano se impusiera un estricto ayuno pero se burlara de su vecino obeso, todavía incapaz por el momento de dominar su terrible apetito.

Abad Pierre Descouvemont

Tags:
ayunocaridadcuaresmavirtud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más