Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Pancracio
home iconEstilo de vida
line break icon

Una forma de enseñar a los hijos a colaborar en casa sin quejarse

CLEANING

Shutterstock-Daniel Jedzura

DA UN BUEN EJEMPLO. No podrás enseñar a tus hijos a ordenar su cuarto si el tuyo no está ordenado… Es esencial que el niño vea y se acostumbre al orden que reina en toda la casa. La mejor manera de hacerlo es educarlo en comprometerse siempre con el orden. En el proceso educativo, el buen ejemplo es fundamental.

Edifa - publicado el 16/01/21 - actualizado el 16/01/21

No es fácil involucrar a los niños en las tareas domésticas. Aquí hay un consejo para que dejen de percibir estas actividades diarias como tareas.

La división del trabajo no es sólo un asunto de pareja, es una necesidad familiar. De ahí las listas de tareas, diseñadas para recordar a los niños que su madre no es Mary Poppins, muy a pesar de todos. Normalmente, al principio, funciona, e incluso nos preguntamos por qué no se nos había ocurrido antes: no hay más discusiones, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer: el lunes preparar la cena, el martes barrer, el miércoles sacar la basura, aquí hay un hormiguero bien gestionado al que se le ha enseñado el sentido del bien común y de la responsabilidad.

Pero como regla, tarde o temprano, las cosas se salen de control. Aunque hayas escrito «servicio» en letras doradas en la parte superior de la pizarra, extrañamente se leerá «tarea del día». Y una vez hayas disfrutado de la satisfacción de no tener que perseguir a todo el mundo a la hora de poner la mesa, puede que te desilusione ver el poco elegante intercambio de servicios. «Te cambio los cubiertos de hoy por la limpieza de la jaula del conejo, pero también me das tu sesión de videojuegos y lo remato con un préstamo de patinete si me haces también lo de la basura». El retorno de las peleas está garantizado…

Hacer que el esfuerzo se convierta en parte de los buenos hábitos

¿Pero qué es lo que da sentido al verdadero servicio? Su contenido: hacer algo útil. Su propósito: hacerlo por alguien. Y su intención: hacerlo gratis, sin buscar ni esperar nada a cambio. Solo entonces podemos pensar que nuestra organización dará a los niños un sentido de servicio haciendo de estos esfuerzos un buen hábito.

Esta es la virtud del hábito: hace que la acción sea más fácil y espontánea. Por ejemplo, hablar en público. Otra consecuencia de un hábito: libera la mente. Cuando el gesto es guiado por el hábito, la conciencia se retira. Uno actúa sin pensar en ello, y luego es capaz de pensar en otra cosa, lo cual es muy práctico. ¡Vivan los buenos hábitos! Pero cuando el gesto se ha convertido en una tarea mecánica, sin gratuidad, realizada sólo para evitar problemas, pierde su sentido. Ciertamente el trabajo se hará, pero a regañadientes. Y podemos debatir si nuestras tablas están bien fundadas o no: organización y educación no son sinónimos, y eso es algo bueno…

Una simple palabra puede aumentar la alegría del servicio

Entonces, ¿cómo cultivamos el espíritu de servicio? A través de una constante gratitud. Decir gracias es reconocer y valorar a la persona que hizo el trabajo, agradecer su generosidad y eficiencia. Significa poner de nuevo en el corazón de la familia el propósito de los servicios que nos prestamos mutuamente: «Has hecho bien a alguien, has sido útil a muchos». Dar gracias siempre significa subrayar que hubo un regalo, un acto que fue libre y gratuito. Esta simple palabra restaura y aumenta la alegría del servicio.

Jeanne Larghero


TEENAGE GIRLS

Te puede interesar:
¿Cómo gestionar las amistades de nuestros hijos adolescentes?

Tags:
equipofamiliahogartareas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más