Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 25 febrero |
San Luis Versiglia y san Calixto Caravario
home iconEspiritualidad
line break icon

Tres cortísimas oraciones para rezar en el sufrimiento

YanLev

Edifa - publicado el 14/01/21

Las pruebas son a menudo ocasiones para el desánimo o incluso la rebelión contra Dios. Aquí hay tres maneras de dirigirse a Él en momentos de sufrimiento físico o psicológico

Cuando sufrimos, ¿qué es lo que todavía tenemos que dar al Señor? Cualquiera que sea la naturaleza del sufrimiento, la enfermedad, la prueba psicológica, uno puede ofrecerse primero a sí mismo. Y luego, ofrecer a Dios el esfuerzo que haces para sanar, la pastilla que tragas para tu dolor de cabeza, la quimio que acabas de recibir,… ¿Pero cómo puedes recurrir a Dios cuando la revuelta y el desánimo se apoderan de ti?

3 oraciones breves pero poderosas

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? (Ps 22,1)

Dios ama esta lucha contra el mal con la ayuda de los médicos y la familia, porque Dios, como dice la Biblia, está enojado con el mal en todas sus formas. Por eso tenemos derecho a decirle, como lo hizo el propio Jesús en el Calvario: “¿Por qué, Dios mío, por qué?”, “¿Por qué tanto sufrimiento en esta Tierra?”. Este sentimiento de indignación, que puede durar mucho, no es un pecado, ya que participa de alguna manera en la indignación de Dios mismo contra el mal.

¡Hágase tu voluntad!

También podemos recordar lo que los santos experimentaron cuando sufrieron: su abandono a la santa voluntad de Dios. Si Dios permite esta prueba, es para un bien mayor que, la mayoría de las veces sólo conoceremos en el Cielo.

Santa Bernadette

Cuando la pequeña Bernardita de Lourdes, que se convirtió en Sor Marie-Bernard, sufría terriblemente de asma en su convento de Nevers, lo vivió repitiendo el «sí» que la Santísima Virgen le enseñó a decir a la voluntad de Dios.

Esta aceptación está más allá de nuestra fuerza. No es natural, sino sobrenatural. Esto es lo que el sacerdote recuerda cuando presenta el Padrenuestro. Es «unidos en el mismo Espíritu» como podemos decir: «Padre… hágase tu voluntad!».

Cuando sufrimos no debemos olvidarnos de suplicarle a Jesús que deje pasar su Espíritu a través nuestro para que nosotros también podamos decir, como él: «¡Padre, no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras!” (Mc 14,36).

Me alegro de sufrir. Así voy completando lo que aún falta al total de los sufrimientos cristianos (Col 1, 24)

Sobre todo, esta aceptación contribuye a la salvación del mundo. En su inmensa misericordia, Dios quiere asociar al hombre con el sacrificio que Jesús le ofreció en la cruz.

«Por Cristo, con Él y en Él», podemos ofrecer a Dios todos los actos de amor que somos llamados a hacer en nuestras horas de sufrimiento.

Porque es obvio que no es nuestro sufrimiento en sí lo que agrada a Dios, sino esta clase de sonrisa interior que seguimos ofreciéndole en medio de nuestro sufrimiento, cuando preferiríamos quejarnos, huir, encerrarnos. Esta sonrisa repara todas las murmuraciones de los hombres contra Dios.

El apóstol Pablo expresó este misterio de sufrimiento redentor en una fórmula poderosa en su Carta a los Colosenses:

«Me alegro de sufrir por vosotros. Así voy completando en mi existencia corporal, y en favor del cuerpo de Cristo que es la Iglesia, lo que aún falta al total de las tribulaciones cristianas» (1, 24).

El sentido del sufrimiento y la paz

Esta convicción ha permitido durante siglos a miles de cristianos enfermos vivir sus pruebas de salud, si no en la alegría, al menos en la paz.

La paz que viene de la certeza de no experimentar algo inútil cuando el propio cuerpo o el corazón está abrumado por el sufrimiento.




Te puede interesar:
Ningún sufrimiento es en vano

Por el Padre Pierre Descouvemont

Tags:
oracionsufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
Vatican Media
El Papa en el Ángelus: «Meteos esto en la cabeza: con el diablo j...
4
Roberta Sciamplicotti
La lucha contra el demonio comienza en la familia
5
EXORCISM
Ary Waldir Ramos Díaz
Aquel singular caso en que Benedicto XVI derrotó al demonio
6
Jaime Septién
Iglesia pide decoro en el vestido en las celebraciones en el temp...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más