Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 01 agosto |
San Alfonso María de Ligorio
home iconEstilo de vida
line break icon

Cómo educar a los niños en la defensa de los santos inocentes de hoy

Edifa - publicado el 28/12/20

El día de la conmemoración de la muerte trágica de los niños de menos de dos años de Belén nos coloca ante una cuestión importante: ¿qué hacemos por los santos Inocentes de hoy día y cómo hablar a nuestros hijos?

Los santos Inocentes de hoy día, son los pequeños que mueren víctimas del egoísmo y del orgullo de sus mayores: niños privados de amor, privados de alimento, niños maltratados o masacrados en todas las guerras del planeta, niños víctimas del aborto…

Ante las imágenes trágicas que podemos ver por televisión, podemos enseñar a nuestros hijos cuan importante es rezar y ser artesanos de justicia y de paz allá donde estemos. Vigilemos no derrochar ni alimento ni nuestro tiempo ni nuestro talento.

Extendamos la paz a nuestro alrededor: si la guerra es contagiosa, la paz lo es aún más. Todos podemos hacer retroceder la guerra y la miseria, sea cual sea nuestra edad o nuestra posición social. Tarde o temprano (a menudo muy temprano) nuestros hijos se enfrentarán a esta realidad y eso nos impone unos deberes.

Primer deber: educación afectivo-sexual

Se trata enfocarnos en transmitir amor. Los padres, aunque no sean biólogos ni médicos, han de hablar con sus hijos. Los cursos de “educación sexual” nunca reemplazarán una conversación cara a cara con papá y mamá. Lo esencial para un niño es comprender que él o ella es una persona única desde el primer instante de su concepción. Explicar a nuestros hijos los comienzos de la vida no es darles un curso de ciencias naturales, sino contemplar con fascinación la que fue su propia historia. “¡Yo te bendigo, Señor, por la maravilla que soy!”.

Segundo deber: responder a sus preguntas

Si los padres no responden a todas las preguntas de sus hijos, estos buscarán las respuestas en otro sitio. Por supuesto, no siempre es fácil encontrar una respuesta adecuada porque no lo sabemos todo y porque algunas realidades son demasiado duras o solamente pueden ser explicadas con mucho tacto.

Además, los pequeños tienen el arte de plantear las preguntas más delicadas en el peor momento: mientras esperas en la cola del supermercado, David deletrea concienzudamente la palabra “preservativo” y, con una voz atronadora, te pregunta si es un chicle; Miguel escoge la noche que te vas a cenar con unos amigos para contarte las interesantísimas conversaciones que intercambian en el patio de recreo… Pero si esperas a mañana para escuchar a Miguel o para responder a David, te arriesgas a llegar demasiado tarde.

Tercer deber: defender la vida, a los no nacidos y a sus madres

Es terriblemente tentador cruzar los brazos: “Es un caso perdido. Es un problema que nos supera”. Es falso. Somos débiles, de acuerdo, pero como dice san Pablo “es entonces cuando somos fuertes”.

Nuestra fuerza es Jesús resucitado. Cruzar los brazos sería como si la muerte hubiera derrotado a Jesús.

Todos podemos rezar y eso no es poco.

Podemos ayunar porque hay “demonios [que] no se los puede expulsar sino por medio de la oración y del ayuno”.

Todos podemos plantearnos la pregunta: ¿qué puedo hacer concretamente hoy? No intentemos cosas complicadas. Recordemos las palabras de la Madre Teresa: “Yo no cuido a multitudes, sino solo a una persona. Si mirase a las multitudes, no empezaría nunca”.

“Dentro del ‘pueblo de la vida y para la vida’, es decisiva la responsabilidad de la familia: es una responsabilidad que brota de su propia naturaleza —la de ser comunidad de vida y de amor, fundada sobre el matrimonio— y de su misión de ‘custodiar, revelar y comunicar el amor’” (san Juan Pablo II, encíclica Evangelium vitæ, 25 de marzo de 1995).

Christine Ponsard


UN ROSARIO POR LA VIDA

Te puede interesar:
Argentina: católicos y evangélicos unidos en ayuno y oración contra el aborto

Tags:
abortoeducaciónniñosvida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
6
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
7
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
Ver más