Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 18 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Es posible perdonarlo todo?

PRZEBACZENIE

Gorynvd | Shutterstock

Edifa - publicado el 25/12/20

Algunos actos parecen imperdonables, sobre todo los que nos dejan heridas profundas. Pero no hay que olvidar que Dios nos da siempre la gracia de conceder nuestro perdón a nuestros ofensores, aunque eso implique recorrer un largo camino antes de poder hacerlo.

Al preguntarnos si es posible perdonarlo todo nos surgen varias reflexiones y comentarios. “Perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”: ¡está claro! Al mandarnos rezar así, el Señor nos da la obligación de perdonar siempre a quienes nos causan mal. Si eso nos parece imposible, dadas las circunstancias terribles en las que nos hayan herido –en un pasado lejano o próximo–, sabemos que el Señor nos da siempre la gracia de cumplir sus mandamientos, incluso cuando la ejecución nos parezca verdaderamente utópica.

Perdonar en la esperanza de una reconciliación más allá de la muerte

Únicamente podemos perdonar de verdad a una persona que nos pide perdón por el mal que ha hecho. Si no lo hace, sólo podemos perdonarla desde la esperanza de que solicite algún día ese perdón, porque el perdón sólo es auténtico si deseamos reconciliarnos totalmente, más tarde, con nuestro ofensor, si esperamos poder darle cuanto antes el beso de la paz.

Y cuando la reconciliación parece verdaderamente imposible en la tierra –debido a la violencia de la herida o de la ruptura–, solo podemos perdonar con la esperanza de una reconciliación más allá de la muerte, la esperanza de que “el otro” pedirá eternamente perdón por habernos “estropeado la vida” y que será entonces un ser “totalmente distinto”. Cuando falta esta esperanza, perdonar sin que el otro lo pida es algo del todo imposible. ¡Pero nada es imposible para Dios!

Aprender a respetar el recorrido personal de cada uno

Ni que decir tiene que es mucho más fácil perdonar cuando hemos pasado nosotros mismos por la maravillosa experiencia de ser perdonados.

De ahí la importancia de enseñar a los niños a pedir perdón por sus desobediencias, su testarudez, para que, al disfrutar desde muy pequeños esta alegría de ser perdonados, no duden en pedir perdón más adelante si alguna vez cometen una travesura grande.

¡Cuántos adultos confiesan que, en su juventud, aceptaban las “disculpas”, pero nunca se les había enseñado a reconocer realmente sus faltas!

Por último, ante personas que han sido terriblemente humilladas, hay que evitar recurrir a ejemplos de perdón que puedan parecer “heroicos” al común de los mortales pero que a ellos les parecerá –y con razón– infinitamente más sencillos que el que ellos deberán conceder un día.

Entonces, respetemos el recorrido personal de cada uno. No culpabilicemos a personas que necesiten mucho tiempo para madurar en su corazón el difícil y maravilloso perdón que algún día serán capaces de otorgar.

Abad Pierre Descouvemont


WRITER

Te puede interesar:
Escribir para poder perdonar

Tags:
familiaheridasparejaperdonreconciliacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
2
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Catholicus
¿Qué significa el escapulario? ¿Es sólo una moda?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más