Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 enero |
San Sebastián
home iconEspiritualidad
line break icon

Adviento y Navidad: un tiempo para evangelizar y anunciar la alegría

Friends, Christmas,

© Antonio Guillem I Shutterstock

Edifa - publicado el 07/12/20

¿Cómo creer en la buena noticia si los cristianos están más preocupados por el contenido de sus platos que por la suerte de su prójimo?

La fiesta de Navidad ha sido tan aprovechada por un mundo sin Dios que un número creciente de nuestros contemporáneos ha olvidado hasta su origen.

A veces el portal de Belén dice más o menos algo, pero no se sabe que ese niñito acostado en un simple pesebre ha venido para aportar el amor y la alegría que buscamos desesperadamente.

“¡Estoy deseando que termine la Navidad!”, confiesa Dany, de dieciocho años. “Ya no somos niños pequeños. Se acabó lo de Papá Noel y todo eso, así que, ¿qué más hay que pase en Navidad? Comemos demasiado, dormimos mal y, ocho días después, vuelta a empezar”.

En vez de aportarle esperanza, el tiempo de la Navidad es para Dany –y para tantos otros– una ocasión en la que sentir con más pesadez el vacío de una existencia sin ideal, el peso de la soledad, la amargura frente a la falta de dinero, la aversión a uno mismo y a los demás.




Te puede interesar:
¿Cansado en Navidad?

Una visión alternativa de la Navidad

No podemos resignarnos ante la apropiación materialista de la fiesta de la Navidad. Si no, Dany y sus semejantes terminarán por desesperar totalmente.

Los cristianos somos responsables de nuestros hermanos, somos responsables del Evangelio que el Señor nos ha confiado: debemos evangelizar. No es algo facultativo, es un deber. Y especialmente en este tiempo de Adviento.

Actividad de Adviento Cuna Niño Jesús
© Adriana Bello

Dios envió ángeles a los pastores para decirles que el Salvador había nacido. Hoy, Él nos envía a nosotros.

Yo los envío como a ovejas en medio de lobos (Mt 10,16)

Jesús nos lo advirtió. Así que no nos sorprendamos cuando seamos incomprendidos, burlados o despreciados. No nos inquietemos ante los obstáculos que surjan para desanimar nuestro celo evangelizador.

En cierto modo, es más bien una buena señal: el Maligno detesta particularmente la alegría e intenta por todos los medios impedirnos extenderla.

¡Evangelizar nunca fue fácil! Pero si el Señor nos lo pide, Él nos dará los medios para ello. Confiemos en Él.




Te puede interesar:
¿Qué significa evangelizar?

Anunciar la alegría de la Navidad es, primero, vivirla y compartirla

¿Cómo podría el mundo creer en la Buena Nueva de la Navidad si los cristianos, como los demás, están enredados en sus inquietudes, obcecados en la carrera del dinero y de los bienes materiales, más preocupados por el contenido de sus platos que por la suerte de su prójimo?

Durante este tiempo de Adviento, preguntémonos cuál es, para nosotros, el sentido de la fiesta de Navidad. ¿Dónde está lo esencial? ¿Qué es lo que este esencial cambia o debería cambiar en nuestras vidas?




Te puede interesar:
¿Qué sentido tiene la fiesta de Navidad?

Estas semanas que preceden a la Navidad se nos presentan como una oportunidad de conversión. Si no entramos más en el misterio de la Navidad, no podremos evangelizar.

Acciones concretas

A cada familia le corresponde encontrar su modo: invitar a una o varias personas aisladas, organizar un tentempié parroquial de chocolate caliente y dulces a la salida de la misa de medianoche, servir la cena a personas ancianas, llamar a nuestros padres, abuelos o amigos lejanos (una llamada de teléfono puede ser un precioso regalo de Navidad), fabricar con los niños tarjetas de Navidad o regalos pequeños (pasteles, trufas de chocolate, estrellas plateadas, etc.) que irán a ofrecer a los vecinos o a algún anciano o anciana que viva sola.


CHRISTMAS

Te puede interesar:
Celebra una Navidad en casa como la primera de Belén

Los primeros a quienes anunciar: nuestros hijos

Anunciar la alegría de la Navidad es recordar también, en todo momento, que Dios se hizo hombre para salvarnos del mal y de la muerte, que Papá Noel no es más que un personaje de leyenda, mientras que Jesús existió de verdad, que está vivo hoy, que la historia de la Navidad no es una bonita leyenda pasada sino una Buena Nueva siempre actual.

MANGER
Shutterstock | Phovoir

Es un comerciante que expone en su vitrina el belén realizado por los niños de la catequesis; también un padre de familia que propone montar un belén viviente para el árbol de Navidad de su empresa.

Es Clara que, desde sus seis años, responde a un comerciante que le pregunta qué le va a traer Papá Noel: “No existe. El que existe es Jesús”.

Y Marcos quien, en medio de un grupo de estudiantes hablando sobre la Navidad con decepción, se atreve a manifestar la dicha que le traen las navidades en familia.

Auténticas Navidades

Si Marcos encontró las palabras apropiadas para anunciar la alegría navideña, si mantuvo ante esta fiesta la fascinación de su infancia, es que ha vivido en su familia unas navidades auténticas, centradas en lo esencial, donde la alegría no venía ni de la suntuosidad de los regalos, a menudo modestos, ni de la abundancia de la cena, ni de la espera de Papá Noel o los Reyes Magos.

Los primeros a los que tenemos que anunciar la alegría de la Navidad son nuestros hijos: preparemos para ellos y con ellos una bellísima fiesta de Navidad para que descubran, a través de las pequeñas alegrías humanas, la alegría de Dios.


enfant devant crèche de noel

Te puede interesar:
Navidad sin Misa del Gallo

Por Christine Ponsard

Tags:
advientoalegriaevangelizacionnavidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madre por un hijo
2
ALFONSO MAYORGA;
Macky Arenas
Una familia de hermanos, a punto de un record Guinness: suman 1.2...
3
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
4
Jesus Colina
Histórico: Descubierto un impactante Cristo de El Greco
5
Carmen Neira
Los últimos días de Robin Williams, el cómico cuya vida era una t...
6
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
7
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
Ver más