Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Es tu hija y le han roto el corazón ¿Qué puedes hacer?

TALK

Pressmaster | Shutterstock

Edifa - publicado el 24/10/20

Si tu hijo tiene mal de amores, cuidado. Piensa con prudencia cual es la mejor forma de ayudarle a afrontar esa tristeza

Un corazón roto puede ayudar a su hijo o hija a crecer, pero siempre que le dejen la oportunidad de afrontarlo por sí mismo.

“Se aprende mucho de los males de amores. A pesar de ello, la mayoría de los padres quieren evitárselo a cualquier precio a sus hijos”, constata el psicopedagogo Bruno Humbeeck, autor de Un chagrin d’amour peut aider à grandir (“Un corazón roto puede ayudar a crecer”).

En una sociedad del confort, ¡qué difícil es tener delante a un joven que sufre por amor! Los padres encuentran fácilmente una manera de consolar su pena cuando son más pequeños y no se privan de nada. ¡Cuántos se precipitan para paliar sus carencias y frustraciones, sin darles oportunidad de afrontarlas por sí mismos! Una actitud que, según Bruno Humbeek, no hace sino aumentar el impacto del primer mal de amor verdadero.

¿Cómo reaccionar?

“Llevábamos prometidos más de seis meses, Christophe se fue al extranjero, debíamos casarnos cuando volviera y luego me escribió para decirme que había estado reflexionando y que ya no quería comprometerse”, cuenta Clotilde, de 26 años. “Mis padres entraron en cólera, pensaban hacerle cambiar de opinión, mientras que yo tenía la impresión no sólo de que no me ayudaban, sino que, además, me robaban mi pena”.

Sea cual sea el impacto sobre la familia, es importante dejar que el joven o la joven viva su historia. Porque la tristeza está ligada al tránsito a la edad adulta. En este momento se reactiva la separación que vivió el niño durante su primer día de guardería o de escuela. Una etapa clave para los padres, que esta vez no tienen ese peluche que darles como compensación. El joven adulto está solo y deberá encontrar entre sus propios recursos la capacidad para sanar.

Tránsito a la edad adulta

“Los padres deben tener empatía y, por tanto, acoger las emociones del hijo o hija, mostrarse disponibles para hablar pero, sobre todo, respetar los tiempos de esa tristeza”, insiste Sophie Benkemoun, especialista en adolescentes.

Preocupados por atenuar la pena, a veces se ven tentados de denigrar al ser perdido o de relativizar la situación con fórmulas del tipo de “Cuando una puerta se cierra, otra se abre”. Actuar así equivale a negar los momentos felices de la relación y a cuestionar el criterio del ser desdichado: “¡No sabes elegir, por eso te ha hecho sufrir tanto!”.

En realidad, el corazón roto es un lugar misterioso donde puede producirse un tránsito de la infancia a la edad adulta. Si tantas relaciones adolescentes terminan mal es porque están fundadas sobre un espejismo: cada uno se ama a sí mismo a través del otro, sin aceptarlo de verdad.

La ruptura es aquí tanto más importante cuanto que hace las veces de ruptura con la adolescencia. Bien acompañada, será una verdadera oportunidad de liberarse de un vínculo estéril para llegar a ser uno mismo. Sin embargo, para que llegue la calma, hará falta tiempo, escucha y disponibilidad.

Dejar que el tiempo haga su labor y confiar en Dios para realizar su obra en los momentos más oscuros: “Frente al corazón roto de mi hija, le dije tres cosas: estamos contigo; reza para que el Señor te aclare y te calme; llora tus penas”, confía Élisabeth.

Un corazón roto puede enseñar a amar.

Anne Gavini

Tags:
adolescenciaamaramoreducaciónfamiliahijosnoviazgopadrespareja
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más