Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eufronio de Autun
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Se puede perdonar un adulterio?

Wedding engagement ring - Woman

© Fizkes

Edifa - publicado el 31/07/20

¿Podemos perdonar a nuestro cónyuge sin olvidar lo que ha hecho, sobre todo cuando se trata de una infidelidad? ¿Es realmente perdonar cuando no se olvida? Y ¿cómo recuperar la alegría de vivir nuestro compromiso de matrimonio superando una prueba así?

María y Pablo están en el núcleo de esta desgarradora tensión, viven un sufrimiento que ambos califican de intolerable y no saben cómo salir de él.

En efecto, Pablo (aunque podría haber sido María) ha tenido una aventura extraconyugal que su esposa acaba de descubrir.

Han analizado el suceso, comprendido mejor la secuencia mortífera de acontecimientos para su pareja y han decidido enderezar el barco, cada uno por su lado.

Se han pedido perdón, pero se hieren con recuerdos de la ofensa que reviven en arrebatos de cólera. Y esto les impide retomar serenamente su compromiso matrimonial y superar esta afrenta.


UPSET COUPLE

Te puede interesar:
Cómo sanar de la infidelidad emocional en el matrimonio

El perdón, un bálsamo benéfico para dolores infligidos y recibidos

SAD,COUPLE
Shutterstock

¿Qué es perdonarse? ¿Sería el olvido voluntario de la traición, del daño y de la amargura que suscita la ofensa? La reacción airada es justa, pero a menudo degenera en un deseo de venganza y destrucción.

La herida a veces es muy penetrante ante lo que la víctima considera una injusticia: “No merecía esto”.

El o la que ha provocado esta ofensa está en deuda con respecto al ofendido u ofendida. Perdonar no es borrar la herida de la ofensa, sino su deuda.

Para lograr perdonar, hace falta entrenamiento, lo cual requiere esfuerzo y tenacidad. Eso permitirá, afrontando nuestros propios límites y aceptándolos, abrirnos a la compasión ante los límites de los demás.

En lo que refiere a la herida, todavía hará falta tiempo para que el dolor se mitigue… En cuanto a la cicatriz, permanecerá para siempre.

Jesucristo porta para la eternidad los estigmas de nuestras infidelidades. Sin embargo, él nos ha liberado de nuestras deudas para poder dar testimonio solo de su amor, hasta el final, demostrando que no hay mayor prueba de amor que volver a dar todo su amor al infiel.

Así que, no olvidemos que, cada día, al recitar la oración que hemos recibido del Señor, nos dirigimos al Padre atreviéndonos a decir: “Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores” (traducción literal del griego del Evangelio según san Mateo 6,12).

Y después de suplicar así a Dios nuestro Padre, ¿no perdonaremos su deuda, por gigantesca que sea, al elegido o elegida de nuestro corazón?




Te puede interesar:
La apasionada historia de amor de un matrimonio imperfecto

La curación requiere tiempo

COUPLE
G Stockstudio - Shutterstock

Cuando viene el momento del perdón a pesar del sufrimiento, a menudo sucede algún fenómeno que reaviva el dolor y perturba el camino de regreso hacia el otro.

Se trata de acontecimientos –reencuentros, imágenes, conversaciones– que vuelven a sumergir a los cónyuges en el recuerdo de los acontecimientos de la discordia.

¡Y si las personas machacan esos pensamientos mórbidos, se arriesgan mucho a convertirlos en estatuas de sal! El futuro constructivo necesita que no nos regodeemos mirando atrás.

Si María encuentra dificultades para salir de esos pensamientos incontrolables, será necesario buscar ayuda de profesionales competentes. Y Pablo deberá aceptar que ese trabajo de curación requiere tiempo.

Antes de que puedan decir junto con Jeremías (31,34): “No me acordaré más de su pecado”.

Tags:
adulterioinfidelidadperdon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
2
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
3
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
4
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
7
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
Ver más