Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué los católicos tienen santos?

COMMUNION OF SAINTS

© José Luiz Bernardes Ribeiro | CC BY-SA 4.0

Edifa - publicado el 24/07/20

¡Las personas que están en el cielo son mucho más útiles de lo que pensamos a menudo!

Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre él también, que se entregó a sí mismo para rescatar a todos” (1 Tm 2,5-6).

Es a causa de estas palabras de Pablo que a los protestantes no les gusta escuchar decir que los santos rezan por nosotros en el Cielo. Jesús es el “solo mediador” que tenemos ante el Padre.

Él es el Sumo Sacerdote que necesitábamos: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y elevado por encima del cielo” (Heb 7,26).

Toda la Biblia, no obstante, proclama que Dios tiene en cuenta hasta la más mínima súplica que Le dirigen sus hijos (Sal 32,22; Lc 11,9).

Por eso el Apóstol no duda en pedir a los fieles que recen por las otras comunidades y por él mismo (Ef 6,18-20; Co 4,3-4).

Y en el cielo, un ángel ofrece a Dios “la oración de todos los santos” (Ap 8,3).




Te puede interesar:
¿Hay que pedir a la Virgen y a los santos o mejor directamente a Dios?

Evidentemente, los católicos no olvidan nunca que es a través de Cristo y en Él que esas oraciones pueden tener valor.

Sin embargo, ¿cómo podemos representar la fecundidad de la oración de todos los que ya están en el paraíso, cuando ya no pueden tener el “mérito” de rezar como lo habían hecho en la tierra?

Los santos, modelos para todos los cristianos

SAINTS
Sailko | Wikipedia CC BY 3.0

Hay que decir, para empezar, que Dios valora ciertamente la humildad y la confianza con la que nos dirigimos a nuestros mayores.

Sin duda es la razón por la cual, durante un exorcismo, Él no ejerce su poder sino hasta después de haber escuchado al sacerdote y a quienes lo acompañan suplicar largamente a los santos y a los ángeles que intervengan en favor del desafortunado atacado por un demonio.




Te puede interesar:
7 verdades sobre el exorcismo y los exorcistas

Además, al pedir la intercesión de los santos, elevamos necesariamente los ojos hacia ellos y nos disponemos a admirar su generosidad, su amor al Señor.

Y aquí Dios se complace al ver que, en vez de tenerles envidia, nos regocijamos en su santidad.

Al pensar en ellos, nos dan ganas de parecernos a ellos: la caridad crece en nuestro pobre corazón de pecadores y, por el mismo hecho, “merecemos” un poco más ser satisfechos, aunque los dones del Señor son siempre absolutamente gratuitos.


man portrait gentleman

Te puede interesar:
Las personas con más atractivo espiritual

Nuestras oraciones permiten una eventual beatificación o canonización

ESCUDERO Patrick / hemis.fr / hemis.fr / Hemis via AFP

También se instala en nosotros una mayor humildad, porque nos damos cuenta de los enormes progresos que aún tenemos que realizar para conseguir unirnos a ellos: una nueva victoria contra nuestro orgullo.

Una victoria también contra nuestro desaliento, porque el Espíritu nos susurra en la oreja: “¡Tú también puedes hacer lo mismo!”.

Al final, cuando hacemos una novena de oraciones para pedir una curación a través de la intercesión de una persona fallecida “en olor de santidad”, permitimos a la Iglesia proceder eventualmente a su beatificación o su canonización, en el caso que la curación sucediera después de esta novena.

Todo sabiendo que Dios satisface siempre la más humilde oración del más pequeño de sus hijos… pero según su calendario, ¡necesariamente diferente del nuestro!


Pope Francis canonizations

Te puede interesar:
¿Cómo es el proceso para declarar santa a una persona?


ST ROCH,CEMETERY,SHRINE

Te puede interesar:
Es así como se aprueban los milagros en la Iglesia

Tags:
santidadsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más