Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 11 abril |
San Estanislao de Cracovia
home iconEspiritualidad
line break icon

Siete pasos para una buena oración

Zigres | Shutterstock

Edifa - publicado el 07/07/20

¿Cuál es el momento ideal para la oración?

“Estén siempre alegres. Oren sin cesar. Den gracias a Dios en toda ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús”, recomienda san Pablo (1 Te 5,16-18). Pero, ¿cómo encontrar el tiempo y el momento oportunos para rezar en el torbellino de la vida diaria?

Había un viejo sacerdote que, cuando alguien le pedía la hora, él respondía: “¡Es hora de amar!”. Podría haber respondido también que era momento de rezar, ya que Jesús nos dijo que rezáramos siempre y sin desánimo (Lc 18,1). Hay que reunirse con el Señor lo más a menudo posible, siempre presente en el fondo de nuestro corazón: “Oh Tú que estás en Tu casa en lo hondo de mi corazón, hazme vivir contigo en lo hondo de mi corazón”. Ahí es donde el Señor puede ayudarnos a alcanzar auténticas victorias sobre las tentaciones de todo tipo que no dejan de surgir a lo largo de los días.

Cuando estemos tentados de dejarnos sucumbir por la monotonía de la vida, pensemos que Él está ahí, amándonos y esperando una sonrisa de nuestra parte.

Cuando estemos terriblemente enfadados por un comentario que acabemos de escuchar, pidamos al Señor que nos moldee el corazón suave y humilde, como el suyo.

Cuando estemos decepcionados con nosotros mismos por haber vuelto a sucumbir tontamente a una tentación de vanidad o maledicencia, volvamos en seguida la mirada hacia Él, seguros de tener su perdón.

Sin embargo, para tener estos reflejos de oración, hay que obligarse a dedicar cada día un largo rato de “corazón a corazón” con el Señor. Pero, ¿cuál es el momento ideal para la oración?

7 pasos para una buena oración

  1. Elegir un lugar y un momento en que no nos interrumpan: “Cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto”, nos dice Jesús (Mt 6,6). Jesús mismo se retiraba a menudo de noche a un lugar desierto para rezar.
  2. Rezar lo más temprano posible, así toda la jornada estará iluminada por ella.
  3. Prepararla el día anterior por la noche meditando sobre un texto de la Escritura o un autor espiritual.
  4. Aunque sea un momento breve, esperarlo y vivirlo como la cumbre de la jornada: son los minutos en que amamos a Dios de todo corazón y no solamente con toda nuestra fuerza. ¿Acaso no es este el primer Mandamiento?
  5. Comenzar la oración y continuarla pensando en que el Señor está más feliz que nosotros, feliz de vernos “perder el tiempo” por Él.
  6. No interrumpir la oración antes del momento previsto: Él es sensible a nuestra fidelidad en este aspecto.
  7. No dudar en prolongarla durante los días de descanso, durante las vacaciones por ejemplo.

Reconozcamos que, en la actualidad, a menudo hace falta heroísmo para ser fiel a esta oración cotidiana y que es frecuente tener que renovar nuestra resolución. Pero lo más importante es comprender que la oración es verdaderamente algo vital y al alcance de todos. Suele pasar que, durante un retiro espiritual, una velada eucarística o escuchando el testimonio de una persona que ha recibido esta gracia, es cuando nosotros también la recibimos.

Padre Pierre Descouvemont

Tags:
oracion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
7
Archbishop Georg Gänswein
I.Media
Gänswein: Benedicto XVI esperaba vivir solo unos meses después de...
Ver más